• Categoría de la entrada:NOTAS

DECIDAN USTEDES QUÉ QUIEREN: ¿VALORES O CORRUPTOS?, por Claudio Hugo Naranjo

Es la pregunta que nos debemos hacer hoy. La elección se juega a todo o nada el domingo 13 de agosto, el 22 de octubre deberá ser una confirmación o reafirmar lo que produjimos a conciencia en la batalla electoral más trascendente de los últimos tiempos. En dos semanas el mundo observará ese resultado y especialmente en lo que ocurra en la provincia de Buenos Aires.

Hasta el domingo 13 de agosto debemos hacer un trabajo hormiga en convencer a los indecisos, dejemos de lado a los incondicionales de Cambiemos, aquellos que ya están convencidos que Mauricio Macri y sus equipos son los hombres y mujeres que vinieron a transformar la Argentina definitivamente. La tarea y especialmente la última semana antes de la elección, es en la cual, necesitamos transmitir seguridad en la acción y en nuestras convicciones en aquellos que por una razón u otra han bajado los brazos.

En el boca a boca, en el puerta a puerta, en nuestros familiares, en amigos y conocidos debemos intentar el último esfuerzo en hacerles saber que está elección le va a cambiar la vida a millones de argentinos, en los cuales están nuestros hijos y nietos, en las futuras generaciones que verán concretados sus sueños de una sociedad sana y proyectada en el mundo con la altísima calidad en la cual ya hemos dado los primeros y fundamentales pasos, que son: Instituciones honorables y el cimiento o el encadenado en la cual se asentarán nuestros valores y principios.

Han sido 18 meses de los cuales debemos rescatar el empeño y sacrificio diario del Presidente y sus hombres; de la Gobernadora y sus equipos. De Elisa Carrió y su abnegada conducta en mostrarnos que hay luz al final del túnel en el cual nos dejó el kirchnerismo. Del Jefe de la ciudad de Buenos Aires, Rodríguez Larreta en el acompañamiento permanente hacía todos los sectores de Cambiemos. En el Presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó que llevó a cabo una tarea demoledora en el difícil arte del consenso en el recinto para sacar leyes necesarias para la marcha del Gobierno. En Gabriela Michetti coordinando la relación siempre complicada con los representantes de las Provincias. En los Presidentes de bloques que son el orgullo de saber que defienden a capa y espada las líneas políticas que baja el Poder Ejecutivo; en los diputados que nos honran con sus alocuciones y presencias.

Cuando hablemos con nuestros conciudadanos, hagámosle saber la angustia de nuestro Presidente por no poder resolver todos los problemas ya. Ha entregado su vida, su familia en aras de una Nación que proyectada a veinte años esté entre las cinco primeras naciones del mundo. El conductor, el que se empeña en darnos un nuevo país día tras día, necesita hoy más que nunca que conduzcamos nosotros la elección del domingo 13 de agosto; el Presidente nos ofrece que conduzcamos a nuestros hermanos hasta las urnas, que seamos nuestros propios fiscales, que seamos los artífices de una nueva victoria.

Que nos convirtamos en Presidentes por dos semanas, que carguemos la pesada mochila de la historia, que sepamos cuán grande es el sacrificio llevando la propia ropa de Macri, que nos calcemos sus zapatos y veamos claramente el futuro que él se encarga diariamente de hacernos ver. Sus angustias y pesares deberemos compartirlas con el Jefe de Cambiemos, con sus hombres y mujeres, con sus cuadros y será allí, sin ninguna duda, que no sólo comprenderemos de qué se trata, sino lo más importante, que lograremos la victoria sabiendo lo que es transpirar la camiseta, allí, en el terreno de batalla, en la provincia de Vidal, en la famosa Tercera Sección Electoral. Esa noche, sabremos definitivamente cuán grande y heroico es el sacrificio que está llevando sobre su espalda este hombre.

Quise dejar para este momento, en el cual seguramente ya hemos comprendido el estado de adrenalina en el que los he sumergido, que falta hacer mención a un hombre, el puntal en el que se apoya diariamente el Presidente, el Jefe de Gabinete, el coordinador de todos los ministros, Marcos Peña. No hace mucho dije, que es el único que comprendió desde un principio qué es Cambiemos. Si María Eugenia Vidal, con su apoyo a los candidatos consigue el triunfo el domingo 13 de agosto en Buenos Aires, Peña será el hacedor del triunfo del resto de las provincias argentinas. Sería de mi parte ingenuo sino sumo en esa tarea tremendamente compleja al ministro Rogelio Frigerio, el cual se ha convertido en el primer hombre del Gobierno Nacional en abrir los canales políticos con todos los gobernadores provinciales.

De los corruptos, en estas dos semanas que nos quedan, no perdamos el tiempo. Ya todos saben quién es Cristina Fernández de Kirchner, Scioli, Randazzo o Massa. En el mano a mano que nos invita el Presidente, hablemos de la gestión, de nuestros sueños, de transmitirles también nuestras angustias, que no somos perfectos, pero tenemos valores y que no somos ni seremos nunca… corruptos. Boca a boca, puerta a puerta, ahí están los hombres y mujeres que debemos acompañar hasta las urnas.

 

Periodista- Escritor

@naranjo_claudio

Deja una respuesta