• Categoría de la entrada:NOTAS

Un país que discute posiciones políticas entre Ernesto Laclau y Durán Barbas será una interminable pelea en donde todos seremos vencidos; ni la militancia como cabecera de playa ni la gente sola harán posible un país en donde podamos convivir todos los argentinos. Sectores que apoyan a Cambiemos se están convirtiendo con el transcurrir del tiempo tan sectarios y excluyentes como los fanáticos kirchneristas.

Debe dar a luz –están dadas las condiciones- un Movimiento Intelectual que razone y sea guía de las futuras decisiones políticas. Lejos y cerca de Laclau y Durán Barba. Ambas posiciones son antagónicas pero no irreconciliables. Los unos y los otros hicieron posible que la ‘grieta’ como tal exista y siga siendo fogoneada de ambos lados y a la luz de los acontecimientos los más beneficiados vienen siendo Cambiemos.

El Peronismo racional debe salir de la cueva y mostrarse como una opción ante la sociedad; si bien el 2019 ya está perdido, se deberá trabajar incansablemente en la llegada al Poder nuevamente en el 2023. Una primera condición es la autorreflexiva comprensión del país que dejaron en el 2015; reconocer los errores y confirmar ante la opinión pública -que hoy está confundida- la fábrica de pobres que el Peronismo ha construido en extensos sectores del país. Explicar a nuestros conciudadanos que los conurbanos fueron explotados por los seguidores de Perón con el solo fin de producir más pobres. Reconocer que los últimos 35 años el Peronismo gobernó en casi todo el país dejando un tendal de heridos. Hoy un chico de Chubut pide agua para bañarse. Si no comprendemos esto y no nos hacemos cargo de esta situación, jamás volveremos a gobernar los destinos de la Nación.

Cambiemos va a ganar en el 2019 porque tiene a una gobernadora –María Eugenia Vidal- en la provincia de Buenos Aires que se está poniendo no solo el conurbano al hombro, sino al país. Las 24 provincias están prácticamente fundidas, el Presidente Macri apuesta a vigorizarlas en el próximo semestre para conseguir la tan buscada reelección; pero todos sabemos que será Vidal el motor que traccione a todo Cambiemos. El Peronismo ya debe saber que en el 2023 se va a enfrentar a la temible Vidal a nivel nacional. Y la actual gobernadora, sabe mejor que todo el gabinete junto, como se ganan elecciones. Es simple, pues ella se mueve y trabaja como una Peronista del 45’. Lo que promete lo cumple. Sabe transmitir y no miente. El conurbano más profundo la está mirando con mucha atención. Esto ya lo sabe Macri, ya lo sabe Peña, ya lo sabe Carrió, ya lo sabe Rodríguez Larreta. Ya lo saben todos. Lo debieran ya saber los que sueñan con el 2023. Los ciudadanos quieren gente honesta, transparente. La mentira Peronista ya no le entra, las balas pican lejos. Casi un gabinete entero y varios dirigentes gremiales están presos y seguirán desfilando. El que roba va preso. Se debe llegar para cambiarle la vida a la gente. Es por eso, que aún con medidas antipopulares, Macri sigue teniendo una gran cuota de adhesión. Porque nos guste o no, quiere modificar el statu quo de la gente. El costo político ya lo está pagando. Y lo sabe. También sabe, que tiene a Vidal.

Ni Durán Barba tiene toda la razón, ni Laclau miente. Es hora de ponernos a trabajar con los unos y los otros. Es hora de nuevas ideas innovadoras. Es hora de ver lo bueno del otro y construir desde esa aceptación. Recuerden, el comienzo… es hacernos cargo del pasado.

 

@naranjo_claudio

Deja una respuesta