MACRI NO TERMINA CON CRISTINA, TERMINA CON PERÓN; Por Claudio Hugo Naranjo
  • Categoría de la entrada:COLUMNISTAS

“La ciencia solo tiene sentido si somos capaces de aceptar que no lo sabemos todo, que no existe ninguna verdad inmutable, que el conocimiento es una aventura sin fin de experimentar, descubrir y contrastar hipótesis”. Con estas palabras Jaime Durán Barba, en su libro “La Política en el Siglo XXI”, hace una sintaxis perfecta del momento histórico político por el que está atravesando la Argentina. El mundo, en los últimos 2 años, ha evolucionado a mayor velocidad que los últimos 20 años; la tecnología invita a la humanidad a convertirse en la protagonista de la historia. La información se vive en el minuto a minuto. Las redes sociales van camino a convertirse en un testeo permanente de lo que está ocurriendo en el mundo.

Es una encuestadora humana que no ha errado con los pronósticos en los principales acontecimientos políticos de los últimos 24 meses. Cuando todas las encuestas estadounidenses daban ganadora a Hillary Clinton, las redes sociales decían lo contrario; que Donald Trump triunfaría en las elecciones porque sentían que hablaba sin filtros. En Gran Bretaña ocurrió exactamente lo mismo con el Brexit, era un referendo que el Poder británico y los medios de comunicación daban por ganado sin sobresaltos; sin embargo, si hurgamos en las redes sociales inglesas, decían lo contrario.

En la Argentina, en las elecciones de 2015, todos los pronósticos daban ganador al oficialismo de aquel entonces, cuando los estudios científicos de trabajos de campo decían que Mauricio Macri se llevaba la elección; en esos meses dramáticos, si los hubo, las redes sociales mostraban un cansancio sin límites con los representantes del gobierno anterior. No fue Aníbal Fernández el padre de la derrota en la provincia de Buenos Aires, fue un sistema arcaico que les impidió ver el mundo actual.

En La Matanza, bastión del peronismo, la señora Cristina Fernández de Kirchner perdió 200 mil de votos con respecto a la elección del 2015; Cambiemos, poniendo en cancha ‘La Tercera’ hizo mejor elección. San Luis es el ejemplo de lo que está pasando en el mundo de la ciencia política. Sus ciudadanos viven en un nivel social y económico nada despreciable, sin embargo, dijeron que ‘quieren estar mejor’. Las ciudadanías en las redes sociales dicen hoy, que el 22 de octubre van por Cristina. Es difícil de creer que los candidatos o sus exégetas no vean lo que está por suceder. Sucede algo muy claro y sorprendente, los ciudadanos están viajando a una velocidad acorde a los tiempos modernos y los sistemas políticos se quedaron zapateando la moto; el mundo evolucionará en los próximos 12 meses, diez veces más, que los últimos 24. Un chico que hoy tiene 15 años será desbordado en su capacidad tecnológica por un chico de 8 dentro de 10 años; entonces cómo puede ser que aquí en Argentina los políticos tradicionales sigan anclados en 1945.

Las revoluciones sociales y evolutivas hoy se llevan a cabo en cuestión de meses; los ciudadanos solo creen en los hechos palpables, van a seguir a quien les resuelva los problemas cotidianos y a su vez les ofrezcan un futuro serio y creíble a sus hijos y nietos. Nunca más seguirán a un líder de masas como Perón, no necesariamente lo deben odiar, simplemente no pertenece a este mundo que les toca habitar. Es por ello que Macri no termina con Cristina, termina con Perón.

Mientras la ciudadanía se prepara para ese trámite que se consumara el 22 de octubre, la vieja política levanta las banderas vetustas de la ‘Izquierda Revolucionaria’. Los Moyanos y el sindicalismo en general son la clara expresión de un país en blanco y negro que ya fue; se avecinan cambios profundos en el sistema sindical argentino, que la ciudadanía ya viene avisando en las redes sociales. Es asombroso ver la ceguera de estos sectores. Si no se aggiornan a los nuevos tiempos sociales y políticos, tienen los días contados. Ya no es el gobierno nacional el que les anuncia ‘Jaque al Rey’… es la gente, el país, un mundo que ha cambiado.

Deja una respuesta