LITERATURA Y BOXEO; Por UNED

Cuentan que Ernest Hemingway, quien más de una vez calzó guantes, se comparaba con otros escritores como si hablara de boxeadores, y dejaba frases como «Yo a Chejov le gano por puntos en fallo unánime». Después de todo, si algo tienen en común los boxeadores y los escritores, es su tremendo ego, su capacidad de expresarse sin palabras y la soledad. Eso sí, los pugilistas tienen la posibilidad de descargar toda su furia en el otro. «Es como un juego de ajedrez, en donde hay que resolver problemas, pero sin tiempo alguno para pensar, hay que actuar», decía otro fanático del boxeo, Norman Mailer.

Deja una respuesta