UNA PARTE DE LOS MEDIOS BUSCA CREAR UN MACRI CÍNICO Y MENTIROSO; Por Claudio Hugo Naranjo
Macri-Darthés
  • Categoría de la entrada:COLUMNISTAS

“Uno de los resultados  más difíciles de revertir  es la devaluación creciente de la palabra, la pérdida de su valor. Si consideramos que el valor de la palabra es el valor del que la pronuncia, se entiende que hoy valgamos poco”. Con esta frase correctamente armada se intenta elaborar un patrón ideológico por el cual al terminar la nota comprendemos que los medios de comunicación ‘no informan’ ‘sino construyen una información’.

“Los políticos a los que estamos acostumbrados dicen una cosa por otra, derraman amor televisivo y comprensión publicitaria por las existencias menores, pero tratan de mantenerlas a raya con blandas mentiras mientras se pueda, agitando fantasmas que meten miedo en tiempos electorales o con el terror sin tapujos, si las cosas se ponen difíciles”. Van mentalizando al receptor como una gota que horada la piedra que Macri es un cínico y mentiroso.

Y culmina la nota –en realidad es el principio-, con un lapidario mensaje: “La mejor arma política es el terror. La crueldad impone respeto; los hombres podrán odiarnos pero no queremos su cariño, sólo queremos su miedo”.  La frase de Heinrich Himmler es reveladora de la política nazi y de la psicología personal del jefe de las SS, tan adecuada a las prácticas del nacionalsocialismo.  Tiene la ventaja, sobre las que llegaron después, de que no necesita interpretación: dice lo que quiere decir, usa las palabras en sentido recto –dice el columnista, aclaro-. 

“Actualmente, la gente que escucha a los políticos trata de interpretar el mensaje sin suponer ni equivocados que respaldaran con actos sus palabras: Si volviera Carlos Menem y anunciara salariazo y revolución productiva, el salario se congelaría por 10 años y la industria sufriría bajo la importación indiscriminada. Si el presidente, Mauricio Macri, anuncia felicidad para todos y pobreza cero, habrá despidos y  crecerán la miseria y  la marginación”.

Supongamos que ahora me toca a mí hacer un descargo; la nota sale del portal aimdigital.com.ar, no hay ninguna duda que la producción fue puesta en función de dañar a una persona o grupo, llamémosle ‘gobierno’. Si yo no la presentó en sociedad es muy posible que no la encuentren, pero lo sugestivo y algo llamativo es que ese mismo mensaje es volcado a la sociedad por medios de comunicación de mucha pantalla y que hasta no hace mucho veían en el anterior gobierno la cercana imagen de una Venezuela que nos soplaba en la nuca. Los intereses encontrados y concentrados comienzan a ver en Macri y su gobierno decisiones que se están tomando que jamás creían que el ex presidente de Boca Junior iba a tomar y ven en él –con justa razón- que no le temblará el pulso si esas empresas periodísticas no cumplen con las leyes vigentes y apuestan al fracaso de un gobierno y una sociedad.

Ahora bien, detengámonos en el hoy.  dixitp.com.ar título:

“Con cierto cinismo, Macri culpó a la tecnología del miedo de los trabajadores argentinos durante una visita en el Y-TEC de Berisso”, que visitó junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, entre otras autoridades.

Esto que viene es una perlita que ayuda a comprender el tema principal de esta nota, no se lo pierdan, bajada de título:

“Cínico o confuso. Esas son las dos vertientes del escueto discurso que esgrimió el primer mandatario nacional durante su recorrida por la planta de Y-TEC en Berisso”.

Mauricio Macri, que retomó la agenda oficial tras su descanso en Mar del Plata y que mañana encabezará un “retiro” en Chapadmalal, destacó la labor del ministro de  Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva -funcionario durante el kirchnerismo que continúa en el cargo-al decir que la idea de Lino (Barañao) “empezó hace cinco años y hoy se materializa con  la combinación  de YPF y el Conicet, en este Centro de Investigación Aplicada”.

En declaraciones a DixitP, el jefe de Estado mencionó que  “el mundo vive a una velocidad increíble y la tecnología genera una revolución en el trabajo provocando miedo en cada uno de nosotros, por eso hay que formar a nuestros chicos para esos trabajos del siglo XXI”.

Indirectamente, el titular del  Ejecutivo responsabilizó la crisis económica y la incertidumbre laboral a los cambios de paradigmas en la tecnología y no a las decisiones políticas de achicamiento del Estado y ajuste que  promueve constantemente Cambiemos.

Acto seguido, Macri añadió que desde el Y-TEC  “vamos a hacer trabajos de innovación, del siglo XXI, del futuro para los argentinos”, agregó para luego asegurar que “acá ya se crearon 21 patentes”.

“Este es el camino que debemos transitar, necesitamos una educación superior y necesitamos que YPF produzca energía barata y sustentable, vamos a salir adelante creyendo en lo que somos capaces de hacer”, finalizó Macri.

Sé que a los lectores no se los debe subestimar y saben perfectamente qué es un mensaje subliminal o bajo línea de flotación; que no es más, que aquel que se encuentra entre líneas y se convierte para la masa en el ‘meta mensaje’. El Presidente argumento en forma precisa que el mundo que les dejamos a nuestros nietos es el de la tecnología y es justamente allí donde el futuro debe apuntar.

Sin embargo, el editorialista revierte en 180° el mensaje y deja flotando en el subconsciente que Macri promueve el achicamiento del Estado y el ajuste permanente, con consecuencias laborales que llevan indefectiblemente a una política de despidos. Lo que están intentando es instalar ‘el miedo’ en la sociedad. Los medios hoy vuelcan encuestan que ninguno de nosotros –creo- participamos; es como el control de alcoholemia, recorro las rutas diariamente, transito y jamás me hicieron un control, ahora también se entiende el por qué de los accidentes diarios y trágicos en nuestro país; pero volvamos a las encuestas de opinión que las midieron entre el sábado a la noche y el domingo a la madrugada –es toda una truchada- los medios lo saben, pero las ubican en tapas, bien a la vista, en donde Macri pierde imagen día a día. Todos trabajan para sus propios intereses, desde principio del siglo pasado que nos venimos midiendo el aceite; algunos lo intentaron y no lo lograron. Macri tiene miedo y nos deberíamos alegrar, pero ya vimos, que el Presidente… no entra en pánico.

Deja una respuesta