«LARRY CUSTER, VOLVIÓ DE LA MUERTE»; por Claudio Hugo Naranjo
  • Categoría de la entrada:RELATOS

Larry Custer estaba en un coma profundo, la pelea en el bar había sido de una violencia muy pocas veces vista –los testigos presenciales argumentaron que los golpes recibidos fueron el desencadenante de las gravísimas lesiones en todo su cuerpo, principalmente en su cabeza-, su situación clínica era terminal.

Su familia esperaba un milagro pero los médicos les advirtieron que no había mucho por hacer y se llegó a la decisión de desconectarlo de la máquina; entonces, se dio parte a la división de investigación de homicidios, mientras los allegados a la víctima comenzaron a planear su funeral.

En la noche del 13 de abril de 1999, Larry, de 28 años, salió con unos amigos para celebrar la fiesta de compromiso de uno de ellos. Durante una discusión que derivó en la pelea, la noche se convirtió en tragedia. Larry permaneció de esa manera durante un mes en el hospital de la ciudad sin que se produzcan cambios en su estado. El funeral lo estaba aguardando.

Dos meses más pasó el hombre internado por las consecuencias del cráneo destrozado, daño cerebral, vértebras fracturadas, pérdida de visión en un ojo y amnesia. Fue desconectado y cuando nada hacía presagiar el milagro… sin embargo, dos días después, Larry despertó y aseguró que recuerda lo sucedido.

“Fue una gran noche, estuve con mis amigos y le deseé a mi mejor amigo un matrimonio feliz. La vida me dio una segunda oportunidad”, los médicos no salían de su asombro, la neurociencia escribe la historia en un nuevo capítulo. Larry comentó: “Mi madre me vino a buscar, hable con ella y decidí que no era mi hora”.

Las enfermeras del turno noche narraron que en una de esas noches, recuerdan lluviosa, vieron salir de la habitación a una mujer mayor que se perdió por el pasillo antes que pudieran dar con ella; el episodio no fue informado por las enfermeras que cuidaban de Larry. La ciencia aún no ha podido precisar a lo largo de los siglos, qué existe entre la vida y la muerte. Larry se recupera en su casa, después de haber viajado por el tiempo. Nancy Dunehe de Custer, la madre de Larry, falleció en una noche lluviosa de 1988, en los brazos jóvenes de su único hijo.

Deja una respuesta