MESSI Y LOS 22 CUESTIONADOS DE SAMPAOLI; por Tomas Mangonnet
  • Categoría de la entrada:DEPORTES

Hace mucho, por no decir nunca, no se sentía tanto disgusto y se escucharon tantas críticas por las lista de 23 jugadores, que estarán presenten en un Mundial. Generalmente son pocos los casos en los que se cuestionaron las ausencias o las presencias, pero casi nunca un plantel entero.

Si bien la Selección llega a Rusia con más dudas que certezas, jamás se vio tanta indignación sobre los nombres que figuran en la lista de un Mundial; algunos casos inentendibles; otros razonables y, por qué no, situaciones en las que a criterio de muchos roza la injusticia. El problema mayor, y creo que es lo más grave, es que los dirigidos por Jorge Sampaoli no tienen un presente consolidado como equipo, debido a la presión permanente por el tan odioso pedido de recambio, que nadie supo argumentar con coherencia y claridad. Está claro que esta actualidad es muy diferente a la que se transitaba antes de disputar el Mundial, de Brasil. Hay que recordar que si comparamos las dos listas, más de la mitad quedó afuera y casi no vas a Rusia; sin contar la transición entre el gran ciclo de Gerardo Martino y el actual técnico que agudizó la crisis futbolística.    

Con la lamentable lesión de Sergio Romero, los arqueros serán Franco Armani, Wilfredo Caballero y Nahuel Guzmán. Pero esto no escapa a que nadie garantiza la titularidad del arquero del Manchester United, atribuido a la eterna suplencia en sus equipos y que, cuando tuvo su oportunidad, nunca logró consolidarse como titular. Después de su paso por varios clubes, de Europa, sonaba lógico que el guardameta de la Selección Argentina esté defendiendo los tres palos de uno de los clubes más importante de la Premier League, pero no desde el banco de suplentes. Además, partiendo de la asegurada participación mundialista de Caballero -que tampoco es titular en el Chelsea- es anecdótico y paradójico que la duda haya estado entre Franco Armani y Nahuel Guzmán, quienes – actualmente – son titulares en sus clubes. Los únicos que cuando eran suplentes o no tenían participación en sus equipos rindieron igual en la Selección son Lionel Messi y Juan Román Riquelme.  Los tres porteros tienen pergaminos para ocupar el puesto que deja vacante Sergio Romero: el arquero de River con su lacónica aparición y su gran nivel en Núñez; Caballero con su experiencia en las mejores ligas del mundo demostrando ser un portero “atajador de penales” y el “Patón” destacándose por jugar con los pies y su presencia en la liga mexicana.

En la defensa la indiscutible titularidad de Nicolás Otamendi es lo único concreto, después de quedarse afuera de Brasil se convirtió en un pilar,  tanto para la Selección como para el Manchester City. El lateral derecho, que se presumía que podría tener dueño, y ese es Gabriel Mercado, pero parece perder seguridad en estos días debido a una lesión sufrida, en Sevilla, provocando la sorprendente, pero lógica, para el entrenador, convocatoria de Cristian Ansaldi que juega en ambos laterales, pero hace bastante que no viste la camiseta de Argentina. Así aumentan las posibilidades de Fabricio Bustos, campeón con Independiente, ante la posible baja del nacido en Chubut. De esta manera es racional que el puesto de segundo marcador central sea de Federico Fazio, que en esta temporada alcanzó la semifinal de Champions con la Roma. Por su parte, en el último tiempo los marcadores de punta izquierdo son Marcos Acuña y Nicolás Tagliafico, sobre todo el ex Independiente, que fue el capitán de la Copa Sudamericana obtenida por el Rojo, el año pasado. Como recambio en la zaga central aparecen los nombres de Marcos Rojo, que no es titular en el equipo de Mourinho, y Javier Mascherano que por su bajo nivel, después del Mundial de Brasil y su arribo a la “competitiva” liga de China provocan que nos preguntemos: ¿Por qué es parte de la lista? ¿Va porque es un referente? Ojalá que vuelva a ser el de hace cuatro años.

Seguidamente – en la mitad de la cancha – hay más variantes, pero sigue sin haber jugadores libres de críticas o imprescindibles. Si analizamos la lista, falta algún competidor más de quite y de buen primer pase, porque el único que tiene esa característica es Mascherano que también puede jugar de central. Suponiendo que el  entrenador entiende que esa función la puede hacer Lucas Biglia, que sufrió la fractura de dos vértebras lumbares, a su lado puede contar tanto con la presencia de Banega, de Lo Celso, como la de Maximiliano Meza de gran partido ante España. El jugador de Independiente aparece como opción en los distintos puestos del centro del campo y sobre todo por las bandas, y a que viene de demostrar todas sus habilidades en el Maracaná, en el Metropolitano y en el Arena Corinthians. Por los costados, tanto por derecho como por izquierda, todos mantienen un buen nivel en sus equipos: Pavón, en Boca; Lanzini, en West Ham; Salvio, en el Benfica y Di María, en el PSG. Ellos son jugadores que le pueden dar muchas opciones a la Argentina y ser parte de la conformación del grupo y del equipo.

Los dos puntas casi con seguridad serán Messi y Agüero. Digo casi, porque el “Kun” se está recuperando de su lesión en la rodilla, pero se presume que estará en condiciones, aunque en su lugar podrá estar tanto Higuaín  como Dybala. La Selección tiene, actualmente, en sus filas a tres de los máximos goleadores de su historia y más allá de lo dicho – salvo Lionel Messi – no se sabe quién es titular, ni tampoco suplente.

Finalmente, los que quedaron afuera, con alguna mínima excepción, pero por gusto del entrenador, no hicieron lo suficiente para estar y poder viajar a Rusia. De este modo resulta contra fáctico e incomprobable encomiar a los que no estarán en la Copa del Mundo, debido a que nunca se podrá comprobar si hubieran hecho lo que se espera de ellos.   

Deja una respuesta