COLISIÓN INEVITABLE; por Claudio Hugo Naranjo
  • Categoría de la entrada:COLUMNISTAS

Cuando la intemperancia se va tirando pases con la intolerancia el resultado es la incomprensión; una sociedad que se acostumbró peligrosamente a no oír al otro si el otro piensa diferente es autista y con rasgos psicóticos. Mi generación se crió en un ámbito social y privado en donde privaba el silencio cuando el otro exponía su pensamiento. Nuestros padres nos enseñaron en la mesa de nuestros hogares que el respeto era la primera materia a rendir y la escuela nos terminaba formando como individuos aptos para incursionar en nuestra sociedad.

¿Qué cambió bruscamente en los últimos 50 años en materia de educación y valores? La política argentina es la única responsable. Hasta que no hagamos una catarsis como sociedad, entre nosotros mismos, hasta que no comprendamos que fuimos nosotros los que dejamos que 1000 argentinos nos gobernaran y permitimos –nosotros- que estos hombres y mujeres, todos con nombres y apellidos, nos mintieron sistemáticamente en nombre de Dios y la Patria, no lograremos cambios. Hasta que retrospectivamente no revisemos año por año la historia argentina, otros hombres y otras mujeres –ya ahora- se llevarán los sueños y el futuro de nuestros hijos y nietos.

El Peronismo de los años 70 primero, los militares luego y los sucesivos gobiernos democráticos hasta el día de hoy, se ensañaron en destruir nuestro cimiento de Nación; nos quitaron los sueños, nos robaron la vida. Ellos –o casi todos- se enriquecieron, mientras nosotros –el Pueblo de la Nación- se fue empobreciendo a paso vertiginoso. Es la cruel realidad, esa que deberíamos revisar en forma urgente, para poder pararnos como Pueblo ante las actuales vicisitudes y hacer tronar el escarmiento hacía todos aquellos que vuelven a prometernos futuros inciertos.

Aceptar que podemos seguir viviendo en la ‘grieta’ de los que se fueron contra los que están, es un trámite simplista que no haría nada más que dejáramos las cosas como están; ya lo estamos viendo, los que nos hundieron los últimos 12 años –kirchnerismo- se preparan para volver, justo ellos que saquearon sin ruborizarse la Nación. Y del otro lado se ubican los que llegaron con aires de Cambio, de una nueva Argentina, pero sin embargo –por distintas razones- se balean desde hace dos años y medio un pie cada mañana desde la quinta de Olivos o La Casa Rosada; parecen no ser corruptos, pero si incapaces, confiados y soberbios. No saben hacer algo elemental, transmitirnos seguridad. Resolver los problemas que ellos dijeron que sabían cómo resolverlos. Pero no, hablan de reelección, cuando estamos con el agua al cuello y no intentan arrojarnos, como mínimo, un salvavidas.

Esta en nosotros hacerles ver que no nos mientan más, a todos, los que se fueron y quieren volver y los que están; a ninguno se les puso una pistola en la cabeza para que se presentarán a gobernar la Nación, fueron ellos los que con asesores de imagen y buena dicción, nos mintieron. Vean los últimos discursos de los señores/as Senadores/as y verán claramente que se nos están burlando en la cara; vean las últimas apariciones de nuestros señores funcionarios y notaran que nos siguen cargando, no saben donde están parados. De los dos lados de la ‘grieta’ sólo piensan en cómo ganar las próximas elecciones. Todos.

La gente –desde hace miles de años- saca a pasear a su novia, novio, esposa, esposo, hijos, hijas, primos, abuelas, amigos y hasta el perro… por qué no nos sacamos a pasear a nosotros mismos, solos. Por qué no nos movilizamos nosotros para apoyarnos a nosotros, solos. Para que vean TODOS, que somos MÁS… y estamos SOLOS.

Deja una respuesta