EL RENUNCIAMIENTO DE MACRI A LA REELECCIÓN; por Claudio Hugo Naranjo
Macri-Darthés
  • Categoría de la entrada:COLUMNISTAS

¿Qué es lo que está aguardando el Peronismo para encolumnarse detrás de Mauricio Macri? ¿No es obvio que Macri esté haciendo el trabajo sucio después del desastre que dejó el kirchnerismo? Cualquier razonamiento lineal del país que recibió, llevaría a la conclusión, de cualquier opositor con dos dedos de frente, que el Presidente decidió inmolarse entregando las presidenciales del 2019 al Peronismo.

No pretenda el Peronismo que Macri también les ordene el partido; queda en manos del Justicialismo limpiar la cancha y buscar su mejor candidato. Ese trabajo conlleva la ingrata tarea de ubicar fuera de competición a Cristina Fernández de Kirchner. Es muy probable que tengan que negociar con el diablo, donde el diablo pedirá lugares de sus seguidores en las listas a nivel nacional del año próximo.

Los primeros atisbos de cogobernar el país hasta el 2019 se comenzaron a visualizar antes del acuerdo con el FMI; los 50 mil millones de dólares del préstamo en cuotas hacen –si el dinero se utiliza bien- que la Argentina asuma un compromiso más allá de la presidencia de Mauricio Macri, compromete a cualquier gobierno que venga. Es un respaldo muy importante. Pero ese respaldo también comenzó a plasmarse en lo interno, la CGT aceptó reunirse en la Casa Rosada y pospuso –con gran tino de sus dirigentes- el paro nacional que no conducía a nada y le hacía un gran favor a los Moyanos –que están a horas de ir presos-, a la izquierda y al kirchnerismo que sólo buscan volar el país por los aires.

El Movimiento Obrero se llevó también la promesa que el Presidente firmaría la suba de paritarias un 5% más, de aquellas organizaciones que habían pactado hasta el 15% – hecho que ocurrió ayer por la tarde-. Entre otros acuerdos con el gobierno nacional se suspenden los despidos por 6 meses y las indemnizaciones no modificarían su letra chica. Se debe destacar la actitud comprometida de varios dirigentes gremiales, especialmente se habla en despachos oficiales del liderazgo de Andrés Rodríguez, jefe de UPCN.

Otro sector que va entendiendo el renunciamiento del Presidente a una reelección, son los gobernadores, mucho más los Peronistas, que lejos de aquella frase que “Huelen sangre y atacan”, hoy han sabido comprender que la gobernabilidad ya no se discute más; el país sale adelante con el esfuerzo y el compromiso de todos o no lo saca nadie. Ese fue el mensaje que recibió el Presidente de la gran mayoría de los gobernadores.

Muchas provincias argentinas están administradas mucho mejor de lo que se creía, ese cambio se dio en los últimos años, cuando Macri les hizo saber cuáles eran sus derechos pero también sus obligaciones. A partir de estos acuerdos de gobernabilidad a las provincias se les irá transfiriendo responsabilidades de acción social, dejando de depender de Nación.

Y por último aparece en escena el corazón de toda gobernabilidad, el Congreso de la Nación. Allí se definirá el próximo presupuesto 2019, si todos los factores de poder recientemente nombrados no engarzan como en un rompecabezas, los legisladores remarán en dulce de leche. Para ello en Diputados Emilio Monzó, como Presidente de la Cámara y Miguel Ángel Pichetto en Senado, tienen las llaves de conducir los entramados de toda una Nación con leyes que tengan el respaldo de las mayorías.

Mauricio Macri simbólicamente hizo un renunciamiento histórico, no hace falta que se exponga ante una cadena nacional, el sabe que ya no le dan los números. Decidió culminar su mandato y entregar un país algo más ordenado del que él recibió. No es poca cosa en la historia argentina, donde nadie renuncia a nada. Es de aguardar que el próximo presidente tenga en cuenta ese gesto. Nos alejaría de la miserabilidad, que tanto daño nos ha producido.

Deja una respuesta