«MACRI SE PREPARA PARA GOBERNAR 8 AÑOS Y CAMBIEMOS 16»; Por Mercedes Possio
  • Categoría de la entrada:PARLAMENTARIAS

Voy a intentar explicar lo que el diputado Nicolás Massot creyó que estaba diciendo en OFF, sería bueno que de ahora en más todos esos pensamientos se transmitan sin filtros en ON; no dijo nada malo si el receptor es el ciudadano, es políticamente incorrecto si la mirada está observada desde el radicalismo –partido como dijo el diputado, ya gobierna-, y algunos prejuiciosos integrantes del PRO.

En principio el radicalismo es un aliado fundamental en esta coalición de gobierno que se hizo del Poder el 10 de diciembre del 2015; es muy probable que la base de sustentación –pensando en una proyección a gobernar varios años el país- se agrande en los próximos meses con sectores políticos de distintas vertientes –Emilio Monzó ya lo venía sugiriendo desde hace un tiempo-, inclusive con mucho más radicalismo en las decisiones del Poder y con agrupamientos sociales, gremiales y peronistas que ven en Cambiemos un cambio de paradigma en la política argentina.

El Presidente de la Nación y su Jefe de Gabinete, Marcos Peña, vienen acomodando la estantería para cuando se decida golpear la mesa ninguna olla se caiga al suelo; suelen mirar ambos bajo línea de flotación situaciones que el resto no alcanzan a ver –no se interprete que no tienen el timing político-, desarrollaron un olfato de necesidades de la gente que ni las encuestas detectan en sus amplios y complejos estudios. Macri puede bajar 10 puntos en imagen, pero a él y a Peña no lo asustan, ya que tienen bajo siete llaves las próximas jugadas de necesidades ciudadanas, que pondrán en la valorización popular y dejarán que los legisladores se encarguen de darles formas.

Massot, con sus declaraciones –la verdad no se si no fueron fríamente calculadas-, produjo una implosión que les llegó directamente a todos los sectores de la oposición; no mintió cuando oímos que Cambiemos estará en el Poder 10 años, más creo, con bastante información, que se quedó corto. Macri gobernará hasta el 2023 y luego él mismo decidirá quién lo sucederá en el mando de los destinos de la Nación.

Macri y Peña saben mejor que nadie que el país se estabilizará en los próximos años y que con ello, las clases más postergadas lograran escalar en la escala social -lo que alguna vez supo hacer el Peronismo- y dejarán un país en el cual la pobreza y la maldita inflación, sean definitivamente frustraciones cíclicas del pasado. El Peronismo –siempre después de Massot recargado-, como una radiografía, deja al descubierto hacía su propia tropa que el ON al descuido les proporcionó el diagnóstico que no podían blanquear hacía sus seguidores. Será un proceso largo y mucho más extenso si Cristina sigue insultando a medio país casi diría por cadena nacional; si los Moyanos siguen mostrando la impunidad con la que se movieron en los últimos años y su poder de destrucción en todo el arco sindical, que no consigue zafar de la mirada ciudadana, por la cual la gran mayoría están manchados con corrupción y en algunos casos, con sangre.

Estos desaciertos de la oposición, dejan un camino transitable para Cambiemos, que nos llevarán a una Argentina en el 2030, donde nuestros nietos puedan vivir dignamente y el Peronismo si no consiguen reciclarse, será solo un recuerdo del pasado. Gracias Massot.

Deja una respuesta