Lucas Matthysse favorito contra Manny Pacquiao; por Claudio Hugo Naranjo

El Chubutense peleara contra sus propios fantasmas, aquellos de la estrepitosa derrota en California, contra el ucraniano Postol.

Pese a los distintos rumores de los últimos días, sobre la posible suspensión por temas económicos del combate entre el filipino Manny Pacquiao y el argentino Lucas Matthysse, finalmente todo se ha solucionado y la pelea se disputará como estaba prevista el próximo 15 de julio en el Axiata Arena de Kuala Lumpur en Malasia.

En juego estará el título de campeón regular de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en poder de Matthysse, un título de segunda fila en la AMB.

La pelea es promovida por Manny Pacquiao Promotions y Golden Boy Promotions, pero esta semana esta última promotora de la mano de su presidente, Eric Gómez, confirmó a ESPN que todo estaba solucionado.

Para Golden Boy Promotions la cancelación hubiese sido un auténtico palo económico. La promotora creada por Óscar De la Hoya en los últimos tiempos no pasa por su mejor época, prácticamente todo su potencial se basa en Saúl “Canelo” Álvarez .

Recordamos que en su día Golden Boy Promotions perdió casi la totalidad de sus estrellas, los cuales dejaron la promotora para fichar por Al Haymon, solamente Saúl “Canelo” Álvarez, el propio Lucas Matthysse y otros pocos boxeadores de poco renombre decidieron seguir, mientras la mayoría de estrellas abandonaron la promotora, entre ellas Deontay Wilder.

Las apuestas dan un rotundo 7 a 3 a favor de Matthysse, pero sabiendo que Pacquiao se juega la última chance de alzarse con varios récord, no habría que subestimar al ex campeón del mundo en varias categorías. El chubutense va a pelear de visitante, Malasia se ha convertido en el patio trasero de Manny. El argentino ha demostrado que tiene la mandíbula de cristal y le huye al palo por palo, combate que le va a proponer Pacquiao. Para Lucas Matthysse es su última oportunidad para jugar en las grandes ligas. Es a matar o morir. Y no es un eufemismo.

Deja una respuesta