Inicio de las reformas en las Fuerzas Armadas: El gobierno traslado traslada a 500 militares a la frontera norte

El gobierno pondrá en marcha desde mañana temprano la anunciada reforma militar. Lo hará cuando lleguen a la frontera norte 500 efectivos militares para dar apoyo logístico a la fuerzas de seguridad y establecer una «presencia disuasiva» contra las bandas de narcotraficantes o eventuales grupos terroristas.

El ministro Oscar Aguad ya firmó la resolución interna para concretar desde mañana la primer tanda del traslado de tropas a la frontera norte que se terminará de ejecutar antes de fin de año con un total de 4.000 efectivos militares.

Así, en esta primera etapa del plan, las Fuerzas Armadas trasladarán a unos 450 efectivos del Ejército, 40 pilotos y mecánicos de las Fuerza Aérea, 8 helicópteros y 2 aviones A4AR que están desde ayer en Chaco con la firme intención de dar respaldo en terreno a la Gendarmería o la Prefectura que patrulla la frontera con Paraguay, Bolivia y Brasil.

En el Ejército se supo que hasta anoche había orden de movilizar desde mañana a 300 hombres y los restantes cuando lleguen los recursos correspondientes.

Hacia el futuro, el Ministerio de Seguridad replegará unos 600 gendarmes de la frontera Norte que seguramente se trasladarán a la zona del conurbano bonaerensepara tener más presencia allí en la lucha contra la delincuencia.

«Se trata de un cambio de época donde las Fuerzas Armadas se adaptarán a los tiempos modernos que se viven con ataques externos de grupos que no responden a un Estado en particular y donde queda en claro que los militares no violarán la ley de seguridad interior», reflexionó ante Infobae un allegado al ministro Aguad.

El presidente Mauricio Macri hablará de esto y de la reforma militar esta noche durante la cena anual de camaradería que encabezará con Aguad, los jefes de las tres fuerzas en el Salón de Honor General San Martín del Edificio Libertador.

Para poner en marcha el plan de despliegue militar a la frontera norte tanto en el gobierno como en el Estado Mayor Conjunto aclararon que «no habrá intervención directa de los efectivos militares ante la detección de hechos delictivos sino una presencia fuerte del Ejército o la Fuerza Aérea en la frontera Norte para disuadir».

El plan de reestructuración militar también contempla la creación de una fuerza de despliegue rápido que tendrá unos 10.000 uniformados dispuestos a trasladarse a diferentes puntos del país en menos de 24 horas cuando las fuerzas de seguridad lo requieran.

El despliegue total de militares a la frontera norte será de 4.000 efectivos, en su mayoría del Ejército, se dará en una primera etapa con 500 hombres y luego el resto. Estos irán acompañados por medios técnicos como sensores, drones, radares terrestres y equipos de comunicación para brindar apoyo logístico.

Desde el Ministerio de Seguridad aclararon que en el operativo de la frontera norte el apoyo logístico de los militares a las fuerzas de seguridad estará comandado en su alta jerarquía por la ministra Patricia Bullrich.

De esta manera, cualquier operativo contra narcotraficantes seguirá bajo el mando de la Gendarmería o la Prefectura. No se permitirá la intervención de militares en los operativos sino que su accionar estará limitado al apoyo logístico y a la presencia de disuasión.

Deja una respuesta