Encuesta Nacional: «¡QUE SE VAYAN TODOS!»; por Mercedes Possio

En Argentina, tres de cada cuatro habitantes consideran que a los partidos políticos, los diputados y  los senadores, les interesa poco o nada lo que piensa la gente, además, un porcentaje significativo de ciudadanos se siente mínimamente identificado con sus representantes.

Así lo demuestra la Encuesta Nacional de Opinión Pública que realizó una encuestadora privada que realizo el sondeo a las pocas horas que el Senado rechazara la Despenalización del Aborto y que buscó a partir de esa votación obtener la percepción de los habitantes sobre temas centrales tales como representación política, confianza en las instituciones, gobernabilidad, participación ciudadana y preferencia electoral.

Un 74 por ciento de los ciudadanos consultados dijo no sentirse representados por los partidos políticos, el porcentaje más alto en este rubro seguido de un 73 por ciento que señaló a los diputados y un 72 por ciento sienten lo mismo con relación a los senadores.

El 70 por ciento de los argentinos aseguró no sentirse representados por los diputados; 69 por ciento no se ve reflejado en sus autoridades municipales, mientras que un 66 por ciento dijo que el gobierno nacional no los representa y un 65 por ciento siente lo mismo con relación a los gobierno provinciales. Y un 75 por ciento a nivel nacional rechaza al gobierno anterior.

Un porcentaje mayoritario de argentinos piensan que en nada sus opiniones son tomadas en cuenta por los partidos políticos, senadores, diputados, gobierno provinciales, autoridades municipales y gobierno nacional Los porcentajes de la respuesta “nada” fueron los más elevados en todos los casos pero los partidos políticos registran el mayor porcentaje de percepción ciudadana que opina que estos institutos no toman en cuenta “nada” sus opiniones, registrando un alto porcentaje de pesimísmo.

El peligro que acecha a oficialismo y oposición es casi un nuevo «Que se vayan Todos» o que aparezca en los próximos meses un tapado que gane la confianza de los argentinos. Entre ‘corruptos e incapaces’ la gente buscara otra alternativa.

 

 

Deja una respuesta