Un recorte a la coparticipación de la recaudación del IVA, eje de las negociaciones entre el Gobierno y las provincias

Se evalúa que aumente al menos cinco puntos el porcentaje de la asignación del IVA a la Anses. Son entre $ 35.000 millones y $ 40.000 millones que el Ejecutivo dejaría de coparticipar a las provincias

El Gobierno de Mauricio Macri negocia con los gobiernos provinciales la posibilidad de recortar la coparticipación de la recaudación del IVA como parte de las medidas de ajuste fiscal. Esto se podría sumar a otros cambios ya anunciados que limitan los fondos que actualmente reciben los gobernadores, como la eliminación del Fondo Federal Solidario —conocido como «fondo sojero«— anunciada el martes y la posibilidad de que el costo del transporte dejé de ser financiado por la Nación.

Actualmente, la recaudación del IVA se distribuye en un 11% para la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), que a su vez se distribuye 6,27% a las provincias cuyas cajas previsionales no fueron transferidas a la Nación. Y el 89% restante se coparticipa entre la Nación y las provincias. La propuesta sería aumentar entre 5 y 8 puntos lo que recibe la Anses. «Las provincias están trabajando en una contrapropuesta. Y ese podría ser uno de los ejes de acuerdo. Pero hay que esperar». El jueves se reunirán en el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

«Las provincias evalúan que aumente de 11% a entre 16% y 19% la asignación del IVA a la Anses. Son entre $ 35.000 millones y $ 40.000 millones que se dejarían de coparticipar»

«Las provincias evalúan que aumente de 11% a entre 16% y 19% la asignación del IVA a la Anses. Son entre $ 35.000 millones y $ 40.000 millones que se dejarían de coparticipar a las provincias y los absorbe la Anses», detallaron. «Todo esta en evaluación y discusión. Las provincias están seleccionando del menú de opciones cuál tiene mayor viabilidad política y financiera», agregaron.

La eliminación del Fondo Federal Solidario era una de las medidas que estaban en ese menú  y que, de acuerdo con el Gobierno, fue aceptada por los gobernadores. A través de un decreto del Ministerio de Hacienda se eliminó ese fondo, a través del cual se transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. Esta medida representa un ahorro fiscal para la Nación de $ 8.500 millones en 2018 y $ 26.500 millones en 2019.

Deja una respuesta