Bonadio al ataque

No fueron pocos los intendentes que se alarmaron y debieron salir a aclarar cómo y por qué aparecieron en una lista de supuestos «delatados» por José López. ¿Realidad, operación de prensa o aviso de Bonadío?

Durante toda la tarde de ayer circuló por redes sociales una lista, compuesta porintendentes y ex intendentes de varios partidos políticos, que habrían -según la especie- sido nombrados por el ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José López –el hombre de los bolsos-, como presuntos recaudadores de la campaña del oficialismo.

La lista se leyó en medios nacionales y pronto se hizo carne en cada uno de los distritos de origen de los alcaldes y exalcaldes, provocando alarma. En la nómina había intendentes en funciones, pero también derrotados, destituidos y hasta fallecidos. Se trataba, en rigor, de un trabajo bastante desprolijo, que tuvo correcciones y añadiduras a medida que pasaron los días.

Figuraba, por ejemplo, un tal “Gustavo Walter, ex intendente de Pilar”. ¿Se trataría, tal vez, de Gustavo Walker, actual intendente de Pila? Sólo una de las varias inconsistencias de la nómina, algunas más detectables al ojo conocedor, otras menos.

Y, si bien es cierto que Bonadío citó a declarar a varios de ellos, fue en el marco de otra causa: una denuncia que investiga supuestos desvíos de fondos que debían destinarse a construir plantas de reciclado de residuos sólidos urbanos, que tramita desde hace varios meses y que ya hizo circular por Comodoro Py a la mayoría de ellos. Claro que no está descartado que López, que declara ahora en carácter de arrepentido, haya nombrado ayer a intendentes de la Provincia.

Más de uno de los intendentes salpicados salió a calmar las aguas desde las redes sociales. Fue el caso de Gastón Arias, exintendente de Brandsen, quien aclaró que no tiene «nada que ver» con la causa de los cuadernos.

«Reitero y aclaro que no tengo nada que ver con los cuadernos sino que fui a declarar en mayo por un tema de la planta de reciclado ante el mismo juez Bonadio, hice mi descargo y punto. De ahí la confusión o la mala leche u operación berreta que hicieron hoy metiéndome con el tema de los cuadernos», se quejó desde Facebook.

Otros de sus colegas prefirieron la discreción y consultaron con fuentes periodísticas la autenticidad de la lista. Los más avivados la atribuyeron a “operaciones de prensa”, aunque otros esbozaron una hipótesis más inquietante: un “vuelto” de Bonadío por el súbito alineamiento del PJ Bonaerense con el kirchnerismo, que se expresó en declaraciones públicas y en pintadas callejeras en sus distritos.

Vale recordar que esta misma semana, 40 intendentes bonaerenses expresaron su “respaldo a Cristina Fernández de Kirchner en un contexto de persecución política sin precedentes”. Una persecución que tiene como villano al mismísimo juez Bonadío, al que todos temen.

Deja una respuesta