¿SE VIENEN CAMBIOS EN EL GABINETE?; por Claudio Hugo Naranjo

En las últimas horas corre un fuerte rumor en Balcarce 50, que el Presidente Mauricio Macri tomó la decisión de patear el tablero; a la vista de los acontecimientos, ni los ‘cuadernos’, ni los ‘bolsos de López’, ni la sensación de ‘manzana rodeada’ en la cual está inmerso el kirchnerismo, especialmente su ‘Jefa’, hacen que la economía tome un rumbo claro y preciso y por consiguiente el humor popular está cada día más al borde de un ataque de nervios.

La idea es poner en funcionamiento lo antes posible un think tank (laboratorio de ideas) con las cuales el presidente de ahora en más pueda bajar una línea política hacia dentro de su gobierno y a la sociedad. Si esto se confirma Marcos Peña dejaría de ser el Jefe de Gabinete y en su lugar se intenta convencer al mendocino Ernesto Sanz –cofundador de Cambiemos junto a Elisa Carrió y el ingeniero Macri- para darle otra dinámica al corazón de la política.

Recordemos, que se suma a la batalla perdida por la Despenalización del Aborto –porque fue un proyecto de Ley que envió el mismo gobierno-, la falta de quórum, nuevamente en el Senado, para darle la posibilidad a la Justicia de allanar los domicilios de la senadora Cristina Fernández de Kirchner. La primera es discutible si es responsabilidad de los operadores políticos del gobierno o los jefes de bloques los que no pudieron conseguir los votos suficientes para convertirla en Ley; pues sabemos y vimos como los representantes de las provincias fueron categóricamente conservadores respondiendo a provincias del norte de alto impacto religioso.

Pero el papelón, por falta de conducción política se vio al no conseguir el quórum necesario para iniciar la sesión, imagínense qué podría pasar si en vez de un pedido de  allanamiento por cadena nacional, se requiere el liso pedido de desafuero de la doctora. Es hoy, por ser el Senado una ‘guarida de delincuentes’, una misión imposible. La ingenuidad es tan peligrosa como la impericia, Cambiemos actúa con la guardia baja, cuando enfrente tienen como rivales a un ‘grupo comando’ que niegan absolutamente todo y sin ruborizarse. El kirchnerismo –ahora ya casi toda su dirigencia- se juega la libertad, nada más ni nada menos y el oficialismo en todas sus vertientes pareciera que no logra verlo; es una oportunidad única de llevar a prisión a los que se robaron hasta el agua de los baños, pero Cambiemos no emboca una ni parados al lado del aro.

Ya todos sabemos que la Justicia es independiente del resto de los Poderes, pero algo podrían hacer sin que se note, la gente de bien, que por fortuna es la mayoría en la Argentina, va a mirar para otro lado. No puede un senador oficialista estar de vacaciones en Europa, ayer mañana ni pasado. ¿Es tan difícil entender que nos estamos jugando el futuro?, ni a San Clemente se puede ir en los próximos cinco años. Se entiende?

Es por todo lo narrado, que el Presidente, que aún conserva el apoyo de una buena porción de la sociedad, va a pegar un volantazo para reacomodar la tropa y mostrar a la sociedad la valentía de hacer los cambios que sean necesarios, con el fin de no dejar expuesto nunca más al Primer Mandatario.

Quería dejar para el final la segunda pieza que podría ser removida en las próximas horas, el Ministro Nicolás Dujovne; la sorpresa de quién se haría cargo de la conducción económica dará mucha tela para cortar, pero si ocurre, veremos con agrado a un nuevo Presidente.

Deja una respuesta