Concejos deliberantes como trinchera

De arriba hacia abajo o de debajo de hacia arriba. La discusión sobre cómo debe darse la construcción política está lejos de zanjarse. En el mientras tanto, ambas lógicas conviven o se enfrentan. En la provincia de Buenos Aires, esa puja ha tomado una velocidad considerable en los últimos años con los Consejos Deliberante como principal bastión para enfrentar las decisiones que llegan desde La Plata.

Durante 2017 y 2018, tres causas fueron las que más peregrinaron por el territorio bonaerense para buscar adhesiones como ‘antídoto’ o ‘escudo’ contra leyes o intenciones de la Legislatura o de la Gobernación: el eventual desembarco de Farmacity, el cambio en el régimen de jubilaciones del Bapro y la posible aprobación de una nueva Ley del Turf.

Consultado por este medio, el constitucionalista Julián Portela, se lamentó de que“todavía no esté consagrada como es debido la autonomía municipal”. Como la situación actual, toma de posición quedan en los meramente “simbólico”.

“Estas resoluciones locales, en un esquema constitucional como el bonaerense, no tienen más que un valor declarativo de apoyo de a una resistencia. Sí lo que pueden hacer los municipios, con una buena estrategia, es judicializar una cuestión que depende de Provincia y les afecta”, agregó el letrado.

Farmacity y el BAPRO

Según datos del Colegio de Farmacéuticos provincial brindados a INFOCIELO, ya son 113 los distritos que cuentan con algún pronunciamiento a favor del modelo sanitario de la ley 10.606, donde “las farmacias son una extensión del sistema de salud”. También hay que contar resoluciones de los intendentes.

“En todos los casos no es la misma resolución. En muchos casos es un rechazo a la posible instalación de cadenas; en otros casos, son decretos del intendente y en algunos hay una prohibición manifiesta”, explicaron desde la entidad. Como en todos los casos, los apoyos se cosecharon sin distinción de banderías políticas: hay macristas, kirchneristas y massistas.

La Bancaria, por su parte, enfrenta un escenario más difícil porque su rechazo es a una normativa ya sancionada por Diputados y Senadores: las modificaciones a la ley 15.008, que cambiaron el régimen de retiros para el sector. Para mal, según la entidad.

Desde diciembre del año pasado, cuando se dio está discusión, el sindicato consiguió que en 87 concejos deliberantes se rechace esa iniciativa. Sólo diez recintos locales desaprobaron el pedido: Benito Juárez, General Madariaga, Trenque Lauquen, General Belgrano, Alberti, Bragado, Suipacha, Rojas y Ramallo.

El Turf, el último caso

El caso de la actividad Hípica es el más nuevo. La idea de Cambiemos de dejar sin subsidios a los hipódromos y a las asociaciones gremiales no prosperó. No obstante, desde el Jockey Club de Azul (que administra la pista de esa ciudad) siguen con su raid por el interior.

Es más, en las últimas consiguieron una victoria en Tandil. El proyecto tiene como objetivo declarar “objeto de especial interés” la “cría del Sangre Pura de Carrera” y la “industria hípica”. La iniciativa ya recibió además el sí en Azul, Tapalqué, San Isidro y Ensenada, mientras que está en conversaciones en Rauch, Olavarría y La Plata.

“Esto se pensó como una cuestión estratégica para que desde la Provincia se pueda pensar el sentido de una industria que está muy presento a lo largo y a lo ancho de Buenos Aires y qué mejor que se pueda visualiza desde el ámbito natural de representación de los distritos”, analizó Santiago “Tato” Zafora, del JC azuleño y mentor de de la idea.

“Lo sorprendente fue que ya son varios los distritos y que contó tanto con apoyos del oficialismo como de la oposición”, agregó al ser consultado por este portal. “Nosotros lo vemos como una gran aporte a la concientización y a la difusión de lo que nuestra actividad significa”, señaló. Empero, aclaró que son conscientes de que también es necesaria “una renovación y una modernización”.

Deja una respuesta