DOMINGO CALIENTE… Carrió, el Campo y la CGT salen a presionar a Macri

La diputada nacional salió a defender a Mario Quintana y Gustavo Lopetegui y busca frenar el ascenso de los radicales. En tanto, los ruralistas no quieren saber nada sobre una suba de retención. Los gremios no quieren que el Ministerio de Trabajo pierda poder.

Mientras se espera un anuncio oficial sobre los eventuales cambios de Gabinete, Elisa Carrió el Campodos aliados de Mauricio Macri, han salido a meterle presión pública al Presidente frente a los rumores de nuevos ministros y de suba de retenciones. Por afuera del entorno de Cambiemos, industriales y dirigentes gremiales también plantearon reparos sobre el rumbo que parece tomará la Casa Rosada.

Desde anoche, se especula con la pérdida de poder del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los dos vice del (ex) Golden Boy, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Frente a esto, Lilita salió a marcar a la cancha con un furiosos tuit y defendió a los dos últimos, a quienes definió como los mejores funcionarios.

Elisa Lilita Carrió

@elisacarrio

Los mejores funcionarios son Quintana y Lopetegui. No será esta la venganza de los laboratorios por haber bajado el 70% del precio de los medicamentos oncológicos del PAMI, y limitado el valor del resto de los medicamentos?
Yo los apoyo.
La verdad está en lo que no se ve.😘❤️

Carrió también sigue de cerca y con preocupación la posibilidad de que el radicalismo logre más poder luego de esta crisis. La dirigente  no fue invitada a Olivos pero desde su entorno asegura que la mantienen al tanto de todas las movidas.

“Si vas a tener oportunistas y traidores en Cambiemos me vas a perder a mí”, le habría dicho, según Clarín.com, la diputada  nacional a Macri por teléfono. Hay que recordar que Carrió mantiene un enfrentamiento con Ernesto Sanz y Alfredo Cornejo (Gobernador de Mendoza), dos de los referentes de la UCR que sí pasaron por la Quinta Presidencial.

Por otra parte, el sector rural salió a cuestionar lo que sería una inminente suba de los impuestos a las exportaciones de granos. El vocero del malestar fue el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, quien advirtió sobre una posible “ruptura del contrato de confianza del campo con el Gobierno”.

Estrictamente, las palabras del ruralista fueron: «Sabemos del déficit fiscal y que la intención está pese a que el Presidente no lo quiera. Estamos en un momento complicado, pero así se vulneran conceptos de cambios profundos en la Argentina. Se rompe el contrato de confianza del campo con el Gobierno». Tampoco descartó el regreso de los “cortes de ruta”.

La Red Nacional de Productores Autoconvocados Argentinos también se expresó de la misma manera. Para la entidad, integrada por productores de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza, Salta, Jujuy y Chaco, entre otras provincias, sería una «capitulación» incrementar las retenciones.

Desde adentro, además, trascendió que si hay más presión fiscal sobre el agro, Luis Miguel Etchevehere, el ministro de Agroindustria, presentaría su renuncia indeclinable. El extitular de la Sociedad Rural Argentina tampoco aceptaría que su cartera sea reducida a subsecretaría. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne –quien también esté en duda-, no descartaría un esquema de retenciones móviles.

Por otro lado, desde la CGT ya salieron a mostrar su desacuerdo con la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo, de Jorge Triaca, corra la misma suerte y sea absorbido por Producción, de Danta Sica.

«Nos preocupa la eliminación del ministerio de Trabajo, espero que no sea así, porque eso sería la despreocupación absoluta por encontrar la posibilidad de generar equilibrio en la sociedad», sostuvo Héctor Daer en diálogo con Radio 10 esta mañana.

Deja una respuesta