Se cumplen dos meses sin sesiones y el recinto de Diputados continúa paralizado

La Cámara baja no sesiona desde el 4 de julio -solo volvió a reunirse para recibir a Marcos Peña-, y no tiene previsto hacerlo la semana próxima, en un clima caldeado por el dólar. El Ejecutivo debe enviar el Presupuesto y está pendiente la ley de extinción de dominio.
La Cámara de Diputados cumplirá la semana próxima dos meses sin sesiones y no tiene previsto reunirse para romper la inactividad. Con la economía caldeada por la suba irrefrenable del dólar, el recinto se volvería a poblar recién con el debate sobre la ley de extinción de dominio, sin fecha establecida aun.

El debate sobre la legalización del aborto marcó un antes y un después en la coexistencia interna de Cambiemos y en la relación con el resto de los bloques. Después de esa votación, la Cámara baja apenas sesionó una vez, el 4 de julio, para aprobar las leyes “Justina” y “Brisa”, que arrojaron un manto de consenso. Pero los ánimos para sesionar no perduraron.

Diputados volvió a reunirse luego el 1 de agosto para recibir al jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien brindó su clásico informe de gestión. Desde entonces, el recinto permanece vacío, y fuentes del oficialismo consultadas por este medio no se animan a anunciar cuándo será la próxima sesión.

Está pendiente la ley de extinción de dominio, que el Senado votó favorablemente el 22 de agosto, pero con cambios. Hay una mayoría despuesta a insistir con el proyecto original, pero ese texto -propuesto por el massismo en 2016- no es visto con buenos ojos por todo Cambiemos.

“No hay una solución óptima para esto. El problema no es el Congreso, son los tiempos del Poder Judicial», que desearía que la futura ley “fuera explícitamente retroactiva, pero que se garantice el principio de inocencia”.

A pesar de estas diferencias, en Cambiemos se impondrá la disciplina partidaria y sus diputados votarán unánimemente en contra de los cambios del Senado. Así lo hará también, claro está, el Frente Renovador. Y hay dudas en el interbloque peronista Argentina Federal, que podría terminar dividiéndose.

Los más pesimistas aseguran que no habrá sesión hasta el tratamiento en el recinto del Presupuesto 2019, que el Poder Ejecutivo debe enviar al Congreso antes del 15 de septiembre. La escalada súbita del dólar y el renovado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) hacen temblar las negociaciones con el peronismo “dialoguista”, que por estos días analiza los pasos a seguir.

Para la semana próxima hay en agenda una serie de reuniones de comisión. El martes, la Bicameral de los Derechos del Niño se congregará desde las 11 para avanzar con el proceso de elección del Defensor del Niño; y a las 13.30 está citada la Comisión de Salud para retomar el tratamiento de una nueva ley de vacunas.

Para el miércoles a las 10 fue citado el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, a la Comisión de Legislación del Trabajo, que preside el justicialista Sergio Ziliotto, para dar explicaciones sobre los casi 600 despedidos en esa cartera.

Deja una respuesta