La Iglesia y el Estado: Legisladores de distintos bloques participarán de una audiencia sobre separación

Motorizada por el Frente de Izquierda, la reunión se realizará este jueves desde las 14 en el Anexo de la Cámara baja. Participarán referentes de derechos humanos y distintas organizaciones.
Con la participación de diputados de diferentes bloques se realizará este jueves, desde las 14 en el Anexo “A” de la Cámara baja, una audiencia pública sobre las diversas campañas y los proyectos que impulsan la separación “integral y definitiva” de la Iglesia y el Estado.

Estarán también referentes de derechos humanos, del movimiento estudiantil, del movimiento de mujeres y del ámbito de la cultura.

El diputado trotskista Nicolás del Caño (PTS-FIT), uno de los impulsores de la iniciativa junto a su par Nathalia González Seligra y la legisladora porteña Myriam Bregman, señaló: “Nos parece fundamental continuar con esta pelea por la separación de la Iglesia del Estado, que es un reclamo que crece, sobre todo luego de su nefasto accionar durante el tratamiento de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, donde el rol del clero para impedir los derechos de las mujeres fue decisivo para el resultado negativo a la sanción definitiva que reclamaban millones”.

“La marea verde que masificó la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito dejó planteada esta tarea, la de separar definitivamente a la Iglesia y el Estado”, afirmó el legislador, que además destacó que “en todo el país existen diversas y variadas iniciativas legislativas, judiciales y varias campañas que van en ese sentido; la idea es empezar a unificar a quienes decimos ‘Iglesia y Estado, asuntos separados’, dando voz y participación a todos los que vienen dando esta pelea desde distintos sectores”.

Y agregó: “la Iglesia goza de prerrogativas y privilegios económicos y políticos que son la base legal que garantiza su injerencia en los asuntos públicos. Hay leyes de la dictadura que garantizan el pago de dietas, pasajes, becas y jubilaciones de privilegio, también normas que le garantizan cesiones inmobiliarias o exenciones impositivas, entre otros privilegios, dando amparo a esta institución para mantener su injerencia en las políticas públicas”.

“Así sucedió con el reclamo por aborto legal, o sucede con la educación pública, donde es considerada ‘agente educador’, con posibilidad de definir contenidos educativos, actividades religiosas o presencia de simbología dentro de las instituciones públicas”, completó.

Deja una respuesta