“CUANDO TOM  YA NO PUEDE DEFENDER A JERRY APARECE EL COYOTE PARA CAZAR A LOS CORRECAMINOS”; por Claudio Hugo Naranjo

Cuando Mauricio Macri ya no puede defender a Marcos Peña aparece Jaime Durán Barba para cazar a los detractores del jefe de Gabinete; decir que el ecuatoriano es una de las personas con mayor conocimiento en el mundo de las campañas presidenciales, es simplemente una obviedad.

Ha demostrado que tiene pergaminos suficientes para ser oído atentamente, pero una cosa es saber ganar elecciones y otra muy distinta saber comunicar y algo mucho más profundo es saber gobernar, principalmente un país como la Argentina, complejo y autista, soberbio y en donde nos creemos el ombligo del mundo. Las grandes potencias casi no saben que existimos, nos pasó en el mundial de fútbol el pasado mes de junio en Rusia, nos está ocurriendo en disciplinas como el boxeo, en donde nuestras joyas argentinas nos muestran sobre el ring que estamos siendo representados por púgiles de segunda categoría. Esto es lo que nos pasa en el mundo de la geopolítica, creemos lo que no somos o fuimos alguna vez y nos manejamos dentro de la baldosa chiquita de nuestras miserias con la poca y deslucida dirigencia argentina. Los que no son corruptos son incapaces y los que no son ni una cosa ni la otra les cuesta hacer pie en un terreno fangoso en donde casi todos los poderes del estado están comprometidos en hechos  de alta corrupción, a las pruebas me remito, Los Cuadernos de Centeno, en donde casi no se salva nadie.

Jaime Durán Barba acaba de publicar una columna en el diario Perfil, donde al final de su publicación, realizó una defensa del jefe de Gabinete, la figura más cuestionada en medio de la crisis, que sufrió un duro golpe con la salida de sus dos vicejefes de la gestión: Lopetegui y Quintana.

“Nunca se vio una ofensiva tan brutal como la de algunos medios en contra de Marcos Peña, uno de los políticos más preparados del país, con una honestidad a prueba de balas”, señaló. Disiento totalmente con el consultor político del jefe de Estado, por ahora –veremos cuando Cambiemos abandone el Poder- nadie pone en duda su “honestidad a prueba de balas”, aquí lo que se cuestiona es si es “uno de los políticos más preparados del país” –no se le fue la mano Durán Barba-, personalmente considero, como en otras disciplinas, que Peña viene de jugar muy bien en la ‘B’, con Macri en el gobierno de la ciudad, pero ser jefe de Gabinete del Presidente de la Nación es ya competir en la Champions League y Peña demostró hasta ahora que está con suerte para seguir compitiendo en la ‘B’. El jefe de Gabinete fue creado por la Constitución del año 1994 para ser el fusible del Presidente y Peña claramente con sus decisiones desde el 28 de diciembre del año pasado en adelante, no solo hizo saltar la térmica, sino que nos llevó derechito a estrellarnos con la recesión que hoy padecen todos los argentinos. La soberbia con la que se desprendió de funcionarios nacionales que osaron enfrentarlo, como Alfonso Prat-Gay o Carlos Melconian –solo por nombrar dos casos- fue de una irresponsabilidad por la cual dejó heridas aún abiertas en la coalición Cambiemos.

También usted dijo en su columna que… “Los detractores del jefe de Ministros lo atacan porque no entienden de política moderna”, mientras que otros “han fundado una sociedad paralela a la del helicóptero, la sociedad de la añoranza de sobres”.

Los detractores, o en este caso puntual, el detractor -no voy a hablar de ‘los’, en los cuales me incluyo-, creo saber algo de ‘política moderna’, no es ninguna ciencia como usted le quiere hacer creer a los imberbes jóvenes PRO; usted sabe demasiado –para mi gusto- de una sociedad líquida llamada redes sociales y en donde desde su visión totalmente alejada de la realidad argentina, no logra comprender que no tiene ninguna incidencia ni inserción allí en los bastiones de los conurbanos más profundos. Podrá engañar a jóvenes ilusos y prepar ejércitos de ‘Troll’ y hasta al mismo Presidente, pero le puedo asegurar –sin ninguna cuota de soberbia- que no la engaña a la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Ella, no lo dirá públicamente porque es políticamente incorrecto, pero en la intimidad de la gobernadora se cuestiona fuertemente como Marcos Peña -Jerry- siga en el cargo. Usted lo sabe mejor que yo.

La ‘política moderna’ de la que usted habla, no es justamente la que implementó Cambiemos desde que asumió el Poder Real; increíblemente se asociaron a la peor versión del kirchnerismo aumentando la ayuda social –populismo de derecha, los otros decían ser de izquierda-, cuando lo que requería la ‘política moderna’ es la creación inmediata de fuentes de trabajo para los millones de hombres y mujeres que estaban fuera del sistema y otorgarles la oportunidad digna de ganarse con su sacrificio el pan de todos los días. Ustedes –su joven maravilla- siguen manteniendo vagos que el único resultado es que nuestro déficit fiscal siga cayendo y sus cráneos políticos sigan endeudándose con el FMI. Cuando el barco encalle, usted tomará un vuelo y no lo veremos más y seguirá haciéndole ganar elecciones a otros hombres y mujeres de otros países, pero nunca les podrá explicar cómo es ‘Gobernar’.

Y con respecto a la segunda banalidad, dice usted… mientras que otros “han fundado una sociedad paralela a la del helicóptero”; claro, es cierto que sectores kirchnerista, sindicatos y la izquierda quieren evitar terminar en la cárcel y buscan desesperadamente voltear a Macri, pero no es el caso de los que creemos que Peña es un incompetente, una cosa es un ‘idiota en el gobierno’, y otra muy distinta trabajar para la destitución del Presidente, sea quien sea, el gobierno nacional, si no se sigue gatillando en los pies, llegará hasta el 10 de diciembre del 2019. La ‘política moderna’, de la cual usted tanta gala hace, se construye con consensos múltiples, con la visión puesta en las próximas generaciones y no en la elección que viene. Ustedes –Cambiemos- tomaron un desafío de construir algo nuevo, lamento informarle que estamos mucho peor que al 10 de diciembre del 2015. Lo siento más que usted, porque yo los vote y usted NO.

Les hace falta más autocrítica, humildad y olvidarse definitivamente de la herencia recibida, tuvieron la oportunidad de narrarnos qué país recibían y la dejaron pasar… eso es ‘política moderna’, la sociedad está mucho más lejos de lo que usted percibe, no está representada en las redes sociales. Les queda una ‘bala de plata’, la última, por favor, no se la peguen en el otro testículo. Gracias.

Deja una respuesta