¿Es posible “robarse” un PBI completo?… Si
Plan B

Parece que robaron 2 PBI, algunos dicen que es imposible

Se robaron un PBI”, es la chicana que más frecuentemente utilizan quienes denostan al kirchnerismo para embarrar una conversación. La “corrupción K” aturde a lo largo del prime time televisivo, con historias de bóvedas, tesoros enterrados, viajes a paraísos fiscales y cuentas en el exterior.

El origen de la acusación fue el valijero arrepentido Leonardo Fariña, que en sede judicial aseguró: “se robaron el PBI de un año, más de cien mil millones de dólares. Obra pública, energía, petróleo, telecomunicaciones, todo. Más de 10.000 millones por año”. Pronto se convirtió en bandera y remera del oficialismo.

Ahora bien, la pregunta del millón es: ¿es posible robarse un PBI completo?

Para empezar, vale la pena aclarar de qué se trata esa dichosa sigla: PBI significa “Producto Bruto Interno” y es la forma de expresar en moneda todos los bienes y servicios, de demanda final, que produce un país en un período determinado, que normalmente es un año calendario.

Actualmente, el PBI de la Argentina –en franca contracción-, a decir del FMI, es de unos 630 mil millones de dólares, lo cual posiciona al país en el puesto 21º entre las economías más grandes del mundo. A fines de 2015, en el epílogo de la década kirchnerista, se calculaba en 550 mil millones de dólares.

Para el periodista Ismael Bermúdez, un especialista en temas económicos, de larga trayectoria –hoy en el diario Clarín-, es “casi imposible” robarse esa cantidad, aunque se mostró menos reacio a aceptar la cifra de 36 mil millones que estimó un estudio de científicos del CONICET, a partir de los datos arrojados por la Justicia en la causa de los cuadernos.

“El PBI de la Argentina estaba, a fines del año pasado, en 550 mil millones de dólares.Afanarse esa cantidad es casi imposible”, dijo hoy Bermúdez, entrevistado en Todo no se puede, por la mañana de FM CIELO. También consideró que “es una barbaridad” robarse el 6 por ciento de esa cantidad, la cifra que estiman desde el CONICET.

El cálculo fue efectuado por los especialistas Ariel Coremberg y Martin Grandes, y se basa en el supuesto de que las coimas hayan implicado el 20 por ciento de la obra pública y que ésta haya alcanzado el 3 por ciento del PBI anualmente. El resultado: alrededor de US$ 36 mil millones de dólares, equivalente al déficit fiscal total de hoy, según publicaron en el diario Perfil.

“Si lo multiplicas por 40, la cantidad de ceros que hay que poner es impresionante”, bromeó Bermúdez, quien aceptó trazar una hipótesis en torno a dónde estarán, físicamente, esos dineros malhabidos.

Deben estar diseminados, porque nadie quiere colocar todos los huevos en una sola canasta. Puede haber dinero acá, dólares en el exterior, a nombre de terceras personas, ese tipo de trapisondas son comunes en los mercados internacionales”, explicó. “Hay gente que vive y se dedica exclusivamente a hacer ese tipo de operaciones, por eso la economía en negro, tan elevada en la Argentina”, continuó.

Deja una respuesta