Boca entrenó y el Mellizo dio la lista de concentrado
Guillermo se fue de Boca

Boca no tiene descanso, porque la seguidilla de compromisos que tiene por delante se lo impide. Y porque esta será una de las más exigentes, desde el punto de vista futbolístico, ya que mañana recibe a Cruzeiro, en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, y el domingo a River, por la Superliga.

Para no dejar nada librado al azar, el plantel trabajó ayer en complejo Pedro Pompilio, y el entrenador Guillermo Barros Schelotto ordenó trabajos regenerativos para los jugadores que vencieron a Argentinos Juniors, el domingo pasado, y tareas con pelota para el resto.

Deja una respuesta