Ángela Ponce, la Miss España transgénero: «Hay mujeres con pene y hombres con vagina, porque la única clave para ser mujer es ser y sentirte mujer». Mirá sus fotos…
Mis España
Tiene 27 años, sus medidas son 90 61 90 y lucha por la integración de las personas transgénero.

Ángela Ponce es la candidata por el cetro Miss Universo que llevará España este 16 de diciembre a Tailandia. Pero su condición transgénero ha sido foco de disidencias para otras participantes.

Luego de la polémica que generaron sus declaraciones, Morales intentó suavizar sus propias declaraciones y aseguró: «si Miss Universo la acepta, yo la voy a recibir con todo el amor, el respeto y la tolerancia que merece», pero no pudo ocultar que piensa que ella y Ángela «debemos estar en caminos diferentes».

Al respecto, la candidata española se expresó en sus redes sociales pidiendo respeto para su par colombiana y para ella y aseguró: «Mi finalidad es dar a conocer mi realidad y hablar al mundo un poco sobre la educación en la diversidad que es tan escasa, un factor importante y que sin duda terminarían con tanto bullying, prejuicios y violencia».

Con tan solo 27 años, Ponce encaró esta discusión con un tono conciliador y tolerante luego de haber sufrido años de acoso e incomprensión como tantas otras personas transexuales sufren en el mundo.

Es más, en esta competencia no es la única candidata transgénero, la representante de Mongolia, Belguun Batsukh, también se presenta.

Ángela nació en una pequeña ciudad de Sevilla, en España, un país donde el matrimonio igualitario se aprobó hace 14 años y tiene un gobierno de mayoría de mujeres. Todo esto en el marco de la predominante religión católica.

En una entrevista con la revista Smoda, Ángela destacó que no tenía ningún referente por lo que se parecía más a una persona gay que trans. Sin embargo destacó que siempre obtuvo el apoyo de sus padres.

«He vivido momentos muy duros pero afortunadamente siempre he tenido una personalidad fuerte. Si se reían porque me ponía una diadema, mañana me ponía una corona, sin importarme lo que dijese la gente», contó en una entrevista con el diario La Vanguardia.

A los 16 años empezó a tratarse con hormonas y a los 24 se sometió a una vaginoplastia, aunque no considera que el tener vagina sea lo que hace mujer a una mujer.

 

, comentó en una entrevista con el New York Times.

Ella sostiene que esta operación tanto como la cirugía de pecho que se realizó al año siguiente no son muy diferentes a las que se someten las mujeres por razones estéticas.

A pesar de que tiene el aspecto de una mujer y de haber hecho su carrera como modelo, comentó que muchas marcas la han rechazado cuando se enteraron que era una mujer transgénero.

Ella es activista y trabaja con la fundación Daniela para concientizar y sensibilizar sobre el rechazo y el estigma que sufren los niños y adolescentes transexuales y trasgénero.

Deja una respuesta