“LOS BASTARDOS QUE QUIEREN DESTRUIR LA NACIÓN”; por Claudio Hugo Naranjo

Creen los muy idiotas que tendrán éxito, que harán caer al gobierno democrático de Mauricio Macri, que evitarán la cárcel y volverán al Poder; son solo un puñado de imbéciles que habrá que poner en caja dentro del marco de las Instituciones. Dentro de la Ley Todo… Fuera de la Ley Nada.

Es la consigna por la cual millones de argentinos bien paridos se manejan día tras día, mientras dirigentes gremiales, diputados, senadores, jueces y empresarios, delinquen sin pudor delante de la cara de nuestros hijos.

Lamento decirles a los que ayer intentaron nuevamente incendiar el Congreso Nacional y con ello destruir la Nación, que son unos “bastardos” identificados por todo el pueblo argentino; no creemos que un ‘turco, un paraguayo y dos venezolanos’ sean los autores materiales e ideológicos de otro nuevo intento de ‘Golpe de Estado’.

Son las mismas carroñas que gobernaron 12 años el país y que se juntaron con otros sectores desprestigiados de la sociedad, los que provocaron los incidentes en las afueras del Congreso; son los que vimos dentro, como legisladores nacionales, insurreccionarse contra el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. O sea, contra nosotros.

Son los mismos delincuentes que los juzgados federales los tienen a tiro de pistola, caerán sin ninguna duda más pronto que tarde, por más que reiteren tomar las calles y convertir el país en un verdadero caos; son una minoría de corruptos acorralados, llevados al acantilado de la mano ensangrentada de su jefa, Cristina Fernández de Kirchner. Son nada más ni nada menos que eso. Pero el Gobierno Nacional deberá actuar rápida y eficazmente.

Los títulos nobiliarios que ostentan se los pueden meter en lo más profundo de sus miserables almas, el pueblo festejará cuando los vea Presos. Y para que ello ocurra no se necesita de una dictadura militar, sólo es menester abrir la Constitución Nacional y hacer cumplir las leyes.

En principio, detener con prisión efectiva a los insurgentes de afuera, y pedir el inmediato desafuero de los insurgentes de adentro, que son los que más daño le están infligiendo a la Nación. Que la Justicia acelere todas las causas en curso, de las 30 o 40 personas que ya deberían estar presas. Que se desactiven todas las organizaciones delictivas con fines claros de provocar un estallido en el próximo diciembre. Suspender todos los planes sociales que están yendo a sectores que incitan a la violencia y detectar con antelación toda provocación a dañar el Orden Institucional en toda la Nación.

Encarcelar a los dirigentes gremiales con causas en curso que están apoyando abiertamente a un Golpe de Estado; volver a redireccionar la Coparticipación Federal con las provincias, las cuales muchas de ellas no cumplieron con lo pactado con el Gobierno Nacional y volver a inyectar dinero a la provincia de Buenos Aires, allí donde lo quitaron y darle el oxígeno que necesita la gobernadora Vidal para ayudar a calmar las necesidades básicas de la población. Ya vieron cómo actuaron algunos legisladores de otras provincias cuando la media sanción del Presupuesto 2019 se había estancado.

Millones de argentinos no pactamos con los corruptos. Es nuestro compromiso con la democracia. Estamos atentos y somos muchos más que este grupo faccioso de bastardos.

Al Enemigo, ni Agua…

Deja una respuesta