Vidal reclama el Fondo del Conurbano
Vidal contra el Protocolo

“No le tiraron ni hueso roído, los cagaron como de arriba de un poste a los bonaerenses”. Esta frase, en relación al Presupuesto 2019, no pertenece a ningún diputado nacional o de un ministro de María Eugenia Vidal. Pero podría ser si tuviesen margen político para realizarla. Los dichos fueron del conductor televisivo Alejandro Fantino.

Mientras en legisladores de otras provincias se jactan de lo que consiguieron, quienes fueron votados para defender a Buenos Aires no tienen nada que festejar: sin actualización del Fondo del Conurbano y sin subsidios para el Transporte la gestión de Vidal está $45 mil millones abajo.

Sobran ejemplos: el salteño Pablo Kosiner, presidente del interbloque Argentina Federal, difunde en sus redes, que consiguió “un fondo compensador para el Transporte, de $400 millones, para viviendas de $200 millones, para alimentos de $60 millones y fondos para la ruta 51”.

Fantino realizó esos dichos cuando en su programa Animales Sueltos se abordó el reparto de recursos que hizo la Casa Rosada entre gobernadores opositores y aliados para alcanzar la aprobación en la Cámara Baja, según un lista que repasó columnista Maximiliano Montenegro.

Según el especialista en economía, hubo “$2400 millones de ATN para La Rioja, un fondo especial para Comodoro Rivadavia en Chubut y un ATN para municipios de San Luis”. Esta ayuda a los puntanos habría sido decisiva para que varios representes puntanos dieran quórum y contradijeran a Alberto Rodríguez, quien salió a desautorizarlos en un video.

Además, siempre siguiendo la enumeración de Montenegro, aparecieron “ATN para dos municipios de Chaco, una garantía para una represa en San Juan, aumento de las regalías de la represa Salto Grande para Entre Ríos y un aumento del presupuesto para dos represas en Santa Cruz”.

De esta manera, Rogelio Frigerio, fue consiguiendo los diputados necesarios. Quizá el dato ventilado que peor cayó en Gobernación fueron los 1700 millones extra para subsidios para el transporte para Córdoba”, un ítem por el cual Vidal venía reclamando. Los números que publica Kosiner tampoco ayudan.

Estos fondos para el justicialista Juan Schiaretti serían aparte de los $6500 millones que la Nación puso a disposición de todas las provincias en compensación por el retiro de la ayuda para mantener las tarifas de trenes y colectivos. Los cordobeses no kirchneristas, votaron todos por el sí.

Más allá del pedido de una nueva actualización del Fondo Conurbano por $19 mil millones –algo que no prosperó-, en Calle 6 preocupaba mucho el recorte de los $26 mil millones de pesos que el Gobierno nacional invirtió en todo 2018 para financiar los boletos y pasajes en el Conurbano y en el interior.

La pelota ahora está la cancha de Vidal, quien deberá decidir si absorber ese faltante o trasladarle esa obligación a los Municipios bajo el riesgo de que los intendentes lo trasladen a las tarifas directamente. Esta última opción dispararía los valores hasta los $40 con su consecuente malestar social.

“Macri ya dio el mensaje a los peronistas de que puede maltratar a Vidal, ya le van a encontrar la vuelta”, analizaron desde Cambiemos ante la consulta de este portal.

En tanto, desde el Ministerio del Interior defendieron las negociaciones realizadas. “Todas las provincia nos jugaron bien”, aclararon. La fuente se refería, principalmente a los mandatarios peronistas del interior. “Son los que saben lo que es gobernar”, evaluó.

En la previa, el encargado de protestar desde La Plata había sido Joaquín De La Torre, el ministro de Gobierno. «No estamos de acuerdo con que siempre sea la provincia de Buenos Aires la que tenga que hacerse cargo de responsabilidades”, había señalado.

Desde el Congreso, el diputado Alejandro Echegaray, coincidió con el funcionario y se mostró esperanzado de que “se pueda corregir” el desfasaje “con otras políticas por parte del gobierno nacional”. La chances ahora no son muchas: debería haber un desembolso directo.

En Interior se animaron a anticipar que esa compensación llegará, pero todavía no saben cómo. Por lo pronto, Vidal creyó en el compromiso de Rogelio Frigerio y accedió a posar con él durante una inauguración de AYSA. Ahora se sentará a esperar que llegue el respaldo, con hechos o monedas.

Deja una respuesta