La Provincia tensa la cuerda con el Gobierno
Se tensa la relación

El gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal salió a tensar la relación con el administración nacional por el presupuesto. “Es un error político dejar a la Provincia con menos dinero que el que corresponde”, sostuvo el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre. El funcionario de Vidal acusó directamente al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de “repartir el dinero que generan los bonaerenses con los gobernadores a espaldas de la Provincia”. Luego del revuelo que generaron sus declaraciones, en un contexto en que la alianza oficial cruje por todos lados, De la Torre debió salir a aclarar que Frigerio “hace un gran trabajo”.

Desde la propia Casa Rosada reconocen que la peor parte del ajuste recaerá en la provincia de Buenos Aires. En buena medida fue una exigencia de los gobernadores del peronismo que consideraron que no era lógico que sus distritos, de menores dimensiones y recursos, cargaran con el peso de la poda de 100 mil millones de pesos que necesitaba el Gobierno. Urgido del apoyo de esos mandatarios para aprobar el presupuesto, Frigerio aceptó la condición. Eso, reconocen en el oficialismo, tensó la relación de Vidal con el presidente Mauricio Macri. Para compensar esa poda, desde la gobernación bonaerense exigen la actualización –hablan de 19 mil millones de pesos- de lo que percibirán el año próximo por el Fondo del Conurbano.

«No estamos de acuerdo con que siempre sea la provincia de Buenos Aires la que tenga que hacerse cargo de responsabilidades. Dentro del sector público es la que más sufre. No es justo y no es razonable«, manifestó el ministro De la Torre en una entrevista al diario La Capital ventilando un conflicto que hasta ahí se había mantenido sotto voce. El funcionario consideró que la gobernadora Vidal es «el mayor sostén político del Gobierno Nacional y sostiene con su imagen a la coalición». «Por lo tanto, es también un error político dejar a la provincia con menos dinero del que corresponde para hacer obras y para hacer un trabajo fuerte en el último año de gestión», concluyó.

Aunque De la Torre es un dirigente de peso político, resulta impensable que haya salido a hacer afirmaciones de ese tenor sin una venia previa de Vidal. Con todo, cuando sus declaraciones comenzaron a generar revuelo, De la Torre salió a poner paños fríos, especialmente respecto a Frigerio. “El ministro del Interior hace muy bien su trabajo cuando logra que salga el presupuesto. El problema no es el ministro del Interior. El problema es un sistema que lo pone a él a repartir todos los años los impuestos. Y ahí es donde la provincia de Buenos Aires queda muy golpeada, porque es la que más genera”, buscó aclarar.

Deja una respuesta