El Gobierno ordenó la reparación y ascenso de los militares perjudicados durante la gestión anterior
Edificio libertador

El Ministerio de Defensa resolvió reparar y ascender a los tres Oficiales Jefe de las tres FFAA del país, que habían sido apartados del servicio durante el 2010, por portación de apellido y demás causas tenidas en cuenta en la gestión kirchnerista.

 

El Secretario de Estrategia y Asuntos Militares fue el encargado de revisar la resolución del 2010, que clasificaba al personal como individuos que “no permanecen en el servicio activo”. A raíz de esta investigación, se estableció que los militares fueron apartados sin razón alguna y, por lo tanto, se habría tratado de un “acto irregular” por parte de la pasada administración.

Una vez establecido esto, desde el Ejecutivo, y con la intervención de la Dirección General de Asuntos Jurídicos, se sancionó la resolución 1414, mediante la cual se revoca la medida del 2010 y se ordena la reparación de los militares afectados.

Según consta en la nueva resolución, los Oficiales Jefes recibirán el pase a retirode las fuerzas armadas, no sin que antes se realice un nuevo computo de servicios del personal, incluyendo dentro de sus años activos, el tiempo que pasaron apartados de las fuerzas, al cumplir con lo sancionado en la anterior resolución.

Además, percibirán la diferencia de los haberes que les hubiera correspondido percibir, hasta el dictado de la actual medida 1414. Por último, se instará a los Jefes de los Estados Mayores Generales para que promuevan el ascenso de los oficiales apartados de sus cargos de forma injusta.

En la resolución también se detalla que cualquier oficial perteneciente a las Fuerzas Armadas podrá ser catalogado como “no permanece en servicio activo”, una vez que haya recibido tres ascensos consecutivos, otorgados por el poder Ejecutivo Nacional, previo consenso de Senado de la Nación.

Deja una respuesta