Estado-Iglesia y Dinero…nunca más
Aportes del Estado

La Iglesia católica dejó trascender que renunciaría de manera gradual a los aportes económicos del Estado, que este año significaron más de 130 millones de pesos

Luego de reuniones entre la Conferencia Episcopal y el Gobierno sobre los aportes que dejaría de recibir esa institución, el anuncio se haría formal en los próximos días.

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay consideró que sería «un gran avance hacia la igualdad religiosa» y una mayor separación de la Iglesia del Estado.

«Argentina establece un sistema de libertad de cultos pero no de igualdad. Creo que muchos en la Iglesia están a favor de que se termine con esta partida de culto, que es muy pequeña pero que implica un involucramiento muy grande», dijo Sabsay.

En ese sentido, el letrado precisó que el artículo 2º de la Constitución Nacional no habla del sostenimiento de la Iglesia católica sino del culto católico apostólico romano, y «generalmente no se hace esa diferenciación».

Sabsay recordó que hasta el acuerdo en 1966 entre el Vaticano y el Estado argentino, el Gobierno tenía injerencia en la designación de obispos, y que la reforma constitucional del 1994 quitó la exigencia de ser católico para aspirar a la presidencia.

«El paso intermedio se dio en la presidencia de Illia, donde queda sin efecto el patronato. Hasta el 1994 el patronato no se practicaba más, allí la reforma lo deroga y de manera coherente lo deja sin efecto», señaló.

Vale aclarar que en los aportes que se retirarán no figuran los subsidios a sus escuelas, asunto que no integra las conversaciones en curso porque también lo reciben otros cultos en base al principio de libertad de enseñanza.

En ese sentido, Sabsay explicó: «Es un tema diferente que se tiende a mezclar, tiene que ver con la escuelas públicas de gestión privada. La pregunta es si el Estado debe subsidiar las escuelas religiosas y si en caso de dejar de quitar el subsidio, podría suplantarlas».

Por último, el abogado avaló el acuerdo al señalar que la Iglesia católica, siendo la institución religiosa más numerosa en el país, «necesita de esos fondos, mientras que otras son menos numerosas pueden financiarse sin la necesidad del Estado».

Deja una respuesta