Debajo de una formación del tren San Martín encontraron dos granadas
Tren San Martín.

Encontraron dos granadas debajo de una formación del tren San Martín, en la estación de José C. Paz. Enseguida se inició un operativo de seguridad protocolar. Los pasajeros que esperaban para subir al tren fueron evacuados. Según pudieron constatar, los artefactos explosivos se encontraban juntos, dentro de una bolsa y tenían más de 20 años, por lo que los efectivos de seguridad aseguraron que estaban obsoletos, ya que no contarían con el “tren de fuego”.

Aun así, ante esta amenaza de bomba que fue más un susto, el servicio de tal línea de trenes se encuentra demorado, operando de forma reducida hasta Muñiz. Se espera que a medida que avance la mañana la situación se normalice.

Durante las últimas semanas, los ataques con presuntas granadas se volvieron habituales. El pasado lunes, la Policía Bonaerense localizó una granada en una de las tribunas del estadio Carlos Sacaan, en donde se iba a disputar el encuentro Ituzaingó – Deportivo Merlo. Según informaron las autoridades del APREVIDE, el artefacto explosivo, en buenas condiciones, fue encontrado durante una inspección rutinaria, dentro de un pozo en la tierra y lista para estallar al ser activada.

Por otro lado, la semana pasada también tuvo lugar la explosión en el mausoleo del militar Ramón Falcón, ubicado en el cementerio de la Recoleta. Al explotar antes de lo previsto, y estimando que la agresora se entretuvo sacándose una foto, el artefacto explotó antes de lo esperado causándole graves heridas a la mujer, quien perdió varios falanges, sufrió complicadas quemaduras en el rostro y tuvo que ser sometida a un coma inducido.

Ese mismo día, una granada fue arrojada al patio delantero de la casa del juez federal Claudio Bonadío. Si bien el magistrado no estableció una relación directa entre el ataque y los casos que maneja, el fiscal Carlos Stornelli lo vinculó con la causa de los cuadernos k.

Por último, el pasado viernes la normal actividad del aeropuerto de Aeroparque se vio interrumpida, cuando efectivos de seguridad aeroportuarios detectaron un paquete sospechoso. En este caso, después de iniciado el operativo, se concluyó en que había sido una falsa alarme y el objeto de sus sospechas no era más que un juego de sabanas.

Deja una respuesta