Macri quiere indemnizar a familiares de soldados muertos por Montoneros
OPERACIÓN PRIMICIA

El presidente apoya un proyecto de ley presentado por un diputado de Formosa, el radical Mario Arce, que prevé indemnizar a los soldados muertos durante el ataque del grupo guerrillero al cuartel del Ejército ubicado en esa provincia. El hecho ocurrió el 5 de octubre de 1975, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón.

En las últimas horas se conoció que el presidente Mauricio Macri respaldó el proyecto de ley presentado por el diputado radical de Formosa, Mario Arce para indemnizar a los soldados muertos durante el ataque de Montoneros al cuartel del Ejército de aquella provincia, ocurrido el 5 de octubre de 1975.

Así lo dio a conocer Ceferino Reato, precisó que si el proyecto es convertido en ley, «los familiares de los diez soldados muertos cobrarán una indemnización igual a la que ya percibieron los herederos de los doce guerrilleros que murieron durante un combate que duró treinta minutos (…) bautizado por los propios guerrilleros como Operación Primicia».

Justamente, el autor de la noticia -Reato- escribió un libro titulado «Operación primicia. El ataque de Montoneros que provocó el Gobierno de 1976». Hoy, contó que la novedad del respaldo de Macri fue comunicada por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, a Jovina Luna, hermana de Hermindo Luna, uno de los soldados muertos en Formosa.

El proyecto de ley del diputado formoseño también contempla una pensión para los 75 soldados que aquel domingo estaban de guardia. «La intención es reparar una evidente injusticia dado que los soldados formoseños estaban cumpliendo con la Patria y con la ley cuando fueron atacados. En aquel momento, el servicio militar era obligatorio», remarcó Arce.

Hoy, en un tuit, Jovina Luna agradeció a Avruj por «viajar a Formosa, recibirnos y apoyar la reparación», aunque destacó que «no descansaré hasta que los Montoneros asesinos de Hermindo y sus compañeros dejen de ser considerados como ´Víctimas´. No es cuestión de plata. ¡Acá no se rinde nadie!».

Deja una respuesta