Gran caída de la obra privada y temen por el financiamiento de la pública
La actividad cayó un 5%.

Por la suba de los costos, la incertidumbre, las dificultades para acceder al crédito y las altas tasas de interés de los plazos fijos, la construcción privada cayó 5% en el último bimestre. Además, el ritmo de la obra pública comenzó a desacelerarse y los empresarios se manifestaron preocupados porque, si el Ejecutivo provincial no logra refinanciar la deuda, el presupuesto 2019 tendría un recorte sobre nuevos proyectos. 

Por la suba de los costos, la incertidumbre, las dificultades para acceder al crédito y las altas tasas de interés de los plazos fijos, la construcción privada cayó 5% en el último bimestre. Además, el ritmo de la obra pública comenzó a desacelerarse y los empresarios se manifestaron preocupados porque, si el Ejecutivo provincial no logra refinanciar la deuda, el presupuesto 2019 tendría un recorte sobre nuevos proyectos.

El proyecto de presupuesto 2019 incluía un pedido de endeudamiento por $ 3.697 millones para cancelar vencimientos de deudas anteriores, lo que se conoce como roll-over y se ha aprobado en reiteradas oportunidades en el pasado. Sin embargo, la oposición rechazó esta solicitud, para la que el oficialismo requería 2/3 de los votos. De inmediato, el Ejecutivo anunció que iba tener que reducir en tres puntos porcentuales las inversiones públicas proyectadas.

Deja una respuesta