Habló el exministro de Seguridad porteño, luego de su renuncia
Martín Ocampo dijo que es el responsable político de lo que pasó.

A pesar de que había sido ratificado durante la mañana, en la tarde se conoció que Martín Ocampo ya no sería el ministro de Seguridad porteño y que en su lugar estará el vicejefe porteño Diego Santilli. Ahora, tras dar un paso al costado por el escándalo en torno al Superclásico, que definiría la Copa Libertadores, el exfuncionario rompió el silencio y admitió: «Soy el responsable político de lo que pasó».

Tras los incidentes que se registraron el sábado en el marco del Superclásico entre Boca y River por la Copa Libertadores, que se pospuso hasta que se realice una reunión entre ambos equipos en la sede de la Conmebol en Asunción, el jefe de Gobierno dio una conferencia de prensa donde admitió que los errores en el operativo, que permitieron el ataque al colectivo que trasladaba a los jugadores Xeneizes, era responsabilidad de la gestión que lidera; al tiempo que advirtió el cambio en la cartera de Seguridad porteña.

«Como consecuencia de lo sucedido el sábado pasado evalué dar un paso al costado porque soy el responsable político. Yo conducía toda esa gente. Esa gente se equivocó y el responsable político soy yo. Me voy con un sabor agridulce», aseguró Ocampo en declaraciones al programa Dejen de llorar, al tiempo que admitió que dio un paso al costado con «un sabor agridulce».

En ese sentido, el ahora exfuncionario resaltó: «Soy el responsable político de lo que pasó» y agregó: «Quedó demostrado que hay que casi militarizar un partido de fútbol. Nuestro combate a la barra de River tiene sus implicancias. Lamentablemente la reventa de entradas no es un delito, sino una contravención. Por eso lamentablemente están libres parte de los detenidos. Las entradas secuestradas salieron del club River Plate».

Asimismo, ante la consulta sobre su relación con el presidente de Boca, Daniel Angelici, Ocampo explicó que son amigos desde hace años y que esta situación no tuvo que ver con su accionar al frente del ministerio porteño. «Jamás me pidió una cosa que yo no pudiera hacer. No hablé en todo el fin de semana con él», resaltó. Al tiempo que al hablar sobre el diálogo que mantuvo con Mauricio Macri, lo despegó del fallido operativo y señaló: «El Presidente no tiene nada que ver».

«Hubo falencias en la organización de la estrategia», admitió el exfuncionario, que argumentó que se tomaron medidas de prevención pero no fueron exitosas. «Había una estrategia con respecto al ingreso del micro que, claramente, no funcionó», resaltó Ocampo y confesó: «Desde el punto de vista familiar estoy contento con la discontinuidad de mi gestión».

Por lo cual, para finalizar, explicó: «Las responsabilidades políticas indican que después de haber hecho muchos cambios en políticas de seguridad me tenga que ir por el suceso del sábado último. Ahora voy a pensar desde qué lugar puedo aportar a la Argentina», un lugar con el que ya cuenta Ocampo, ya que, para liderar la cartera de Seguridad, tuvo que solicitar licencia en la conducción del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad.

Deja una respuesta