Magnífica primera imagen de la sonda espacial InSight en Marte
Imagen de la sonda espacial Insight tras su llegada a Marte.

Finalmente, la sonda InSight de la NASA aterrizó suavemente en Marte después de seis meses de viaje y más de 200 millones de kilómetros, momento desde el cual ya procedió al envío de fotos del desolado planeta rojo desde su lugar de aterrizaje en Elysium Planitia. 

InSight ya ha desplegado sus dos matrices solares decagonales, de más de dos metros de envergadura cada una, que se encargan de suministrar energía a la sonda. Su misión es proporcionar información sobre cómo se forman y cómo han evolucionado a lo largo del tiempo los planetas rocosos como Marte. Está equipada con instrumentos diversos, entre los que se incluyen un sismógrafo, un sensor de calor y un equipo de ondas de radio.

Según el comunicado de la NASA, InSight comenzará a recopilar algunos datos durante su primera semana de operaciones, aunque de momento están trabajando principalmente en activar y calibrar todos sus sistemas. Una de las primeras tareas de la lista es desplegar un brazo robótico de 1,8 metros que sacará fotos al paisaje marciano, y que estará listo en unos pocos días, describieron los expertos.

Muchos de sus experimentos llevarán tiempo, ya que la NASA necesita extensos datos para decidir dónde desplegar el sismógrafo y dónde enterrar el sensor de calor; y puede que tengan que esperar aún más hasta detectar cualquier actividad sísmica. El objetivo es construir un mapa en tres dimensiones del planeta, de manera que «podamos entender el interior de Marte tan bien como hemos llegado a conocer el exterior», dijo Bruce Banerdt, el principal investigador del proyecto en el JPL.

InSight está dotada de un sismómetro de concepción francesa, SEIS, que será posado directamente sobre el suelo marciano y escuchará sus más mínimas vibraciones: ondas de choque de meteoritos, movimientos de tierra, crujidos de estratos rocosos, incluso puede ser que movimientos de magma profundos.

Deja una respuesta