Semana importante para Vidal: intentará cerrar el Presupuesto y las paritarias de estatales y docentes
María Eugenia Vidal

María Eugenia Vidal quiere un diciembre tranquilo y esa es una frase que funciona en muchos niveles. No sólo por las medidas sociales que anunció para disipar el temor de saqueos y desbordes en un mes clave del año, sino por la gestión del Estado. Por eso buscará darle un cierre esta misma semana a tres temas clave.

El primer punto de la agenda es el cierre de la paritaria Estatal, que parece encaminada aunque no exenta de conflictos: Desde las 18, representantes del Gobierno se reunirán con las tres grandes asociaciones sindicales que representan a los trabajadores enrolados en la ley 10.430: UPCN, FEGEPPBA y ATE. Con los primeros pareciera haber un acuerdo, con el último todo lo contrario. En el medio, un gran signo de interrogación.

Ayer se terminó de confirmar que UPCN le dará el visto bueno a la propuesta de 2 porciento de aumento para lo que queda del año y un bono de 7 mil pesos. La oferta para todo el año ronda el 32 por ciento, muy lejos de las previsiones inflacionarias para 2018, que parten de una base de 42 por ciento.

Desde ATE ya avisaron que esos porcentajes están lejos de sus pretensiones. Oscar De Isasi, secretario general del gremio, pidió una recomposición de por lo menos 15 puntos. Y, si bien admitió que sus afiliados cobrarán el bono, advirtió que la solución pasa por otro lado. “La solución radica en la recuperación de lo perdido y que nos permita llegar a fin de mes de manera adecuada”, declaró ayer.

La federación FEGEPPBA, por su parte, no ha dicho esta boca es mía. Si avalan el acuerdo con UPCN, el Gobierno estará en condiciones de dar por cerrada la paritaria, aunque no el conflicto, ya que ATE tiene poder de fuego.

En el caso de los docentes, el tema parece más complejo. Los ministros bonaerenses habían asegurado que la convocatoria para discutir salarios, tras un año de conflicto y casi 30 días de paro, se produciría recién en diciembre, cuando se conozcan datos ciertos de la recaudación y del margen para negociar de la administración. Esa convocatoria se adelantó: será el miércoles a las 14 horas, en Economía.

En las cuentas de la Provincia, será la oferta número 20. Hasta ahora se ha planteado aumentos a cuenta de futuros acuerdos que significan un incremento de 31.7 considerando el plus por material didáctico. Para el Gobierno, considerando el presentismo, un docente que cumpliera el régimen llegaría a 35 por ciento.

La última de las batallas del oficialismo se dará en el ámbito legislativo: convocó a sesionar el viernes, desde las 14 en el Senado y desde las 15 en Diputados, para debatir la Ley de Presupuesto para 2019. Se trata de un proyecto por demás polémico: estima destinar 56 mil millones de pesos en servicios de deuda y pide autorización para contraer otros 65 mil millones, mayormente para encarar obra pública.

Pero además baja la incidencia de Educación en el presupuesto total y plantea aumentos muy escasos para áreas clave como Salud, Producción, Ciencia y Tecnología, a la vez que refuerza especialmente el gasto social, que insume el 2.5 por ciento del gasto global. Otro de los puntos conflictivos es el traslado de parte del ajuste que la Nación le impone a Buenos Aires a la órbita de los municipios, lo que generó múltiples instancias de negociación.

Ayer, estas conversaciones le dieron resultado al oficialismo, que, confiado, lanzó la convocatoria a sesionar, con el casi seguro apoyo del “interbloque” que comanda Sergio Massa, y el velado apoyo de parte del PJ de los intendentes, que, se prevé, encontrará la forma de que el “sí” llegue a los dos tercios que requiere el pedido de autorización para contraer deuda, punto clave de la votación.

Deja una respuesta