Elisa Carrió festejó el fin de año con anticipación junto a Vidal, Rodríguez Larreta y los principales funcionarios del Gobierno
Elisa Carrió

Organizó una cena para recaudar fondos para el Instituto Hannah Arendt.

Aunque la Corte Suprema desestimó un pedido de Elisa Carrió para sacar al administrador general Héctor Marchi, ella igual celebró con los «Amigos de Lilita» en el Salón Canciller del Club Sirio Libanés. Y lo hizo con las principales figuras del Gobierno nacional. Excepto Mauricio Macri, este martes a la noche estuvieron todos: María Eugenia Vidal, Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta. Probablemente se haya enterado allí (o antes de que arrancara la cena) de la renuncia de Fernando Trezza, director de la morgue judicial contra el que también apuntó la diputada nacional.

En Ayacucho 1496 Carrió juntó en una comida anticipada de fin de año a los actuales funcionarios y a los que se tuvieron que ir, entre ellos a su favorito, Mario Quintana, que llegó acompañado por su mujer y recibió un caluroso saludo de muchos de los presentes. «¡Cómo hacés falta!», le dijo la diputada Cornelia Schmidt-Liermann.

También estuvo otro gran aliado de la jefa de la Coalición Cívica, otro de los heridos de los últimos tiempos, el jefe del interbloque Cambiemos Mario Negri que acaba de quedarse sin el lugar al que aspiraba en el Consejo de la Magistratura. Por momentos se quedó en un rincón del salón.

Dicen que Lilita, que organizó el evento para recaudar fondos para el Instituto Hannah Arendt (sus invitados pagaron para asistir), se mostró feliz a pesar de la seriedad con la que se sobrevolaron algunos temas. Pero hubo momentos para la risa y ella y sus invitados hasta compartieron anécdotas de la infancia.

Muchos fueron en pareja, como Rodríguez Larreta que llegó con Bárbara Diez, lo mismo que Quintana y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, que fue acompañada por su marido Federico Salvai, jefe de gabinete bonaerense.

Entre los selectos amigos de Carrió también se encontraron el ahora asesor presidencial Gustavo Lopetegui; el abogado y operador judicial Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón que suele contener a la diputada nacional en sus enojos y a quien varios le comentaron lo delgado que lo vieron. Junto con la diputada «Pepín» es el gran enemigo en Cambiemos de Daniel Angelici, el presidente de Boca que hoy estuvo en Paraguay por la Superfinal de la Copa Libertadores.

Otros presentes fueron los hermanos Torello (Pablo, diputado nacional, y José, jefe de asesores de la Presidencia); el diputado ‘lilito’ Juan Manuel López y, entre otros, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina.

La cena se produce en momentos en que Carrió dejó trascender que se siente afuera de las decisiones importantes del Gobierno. En sus últimas apariciones públicas, antes de bajar el perfil bruscamente, la diputada pidió el juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, manifestó su enojo por la salida de tres funcionarios de la AFIP y aumentó la tensión dentro la coalición gobernante. Lleva varias semanas sin reunirse con Macri. 

A juzgar por las fotos el dress code debe haber sido elegante sport en blanco y negro…

Deja una respuesta