«SE MURIÓ DE RISA»; por Claudio Hugo Naranjo
Macri riendo a carcajadas

Debe de ser una de las muertes más extrañas de la historia. Por ejemplo es muy común decir “Me muero de la risa”, pero para Alex Mitchell, un albañil de 50 años de edad de Inglaterra, no fue muy graciosa esta frase, pues murió tras 25 minutos de risa cuando observaba un capítulo de la serie The Goodies, pública el diario El Universal de la ciudad de México.

En 2003, Damnoen Saen-um, un vendedor de helados tailandés, se murió de risa mientras dormía a la edad de 52 años. Su esposa lo intentó despertar pero no tuvo éxito, y finalmente tras dos minutos de risa continua expiró. Se cree que murió a consecuencia de un ataque cardíaco o por asfixia.

En Santiago del Estero una mujer de 40 años, llamada Nélida Langosta, murió de risa mientras miraba una recopilación de cadenas nacionales de Cristina Fernández de Kirchner; todavía no saben bien de qué se reía. Un caso paradigmático que conmovió al pueblo de Monte Quemado, uno de los más pobres y carenciados de la Argentina.

En 1986 en Argentina murió más gente de risa que de accidentes de tránsito; según un estudio de la Universidad Di Tella, los hospitales nacionales y provinciales recibían los viernes por la noche infinidad de pacientes con sus bocas abiertas y sus lenguas colgando, a consecuencia del programa televisivo No Toca Botón, que tenía como estrella al capo cómico Alberto Olmedo. Según el serio estudio, las víctimas de la risa, morían a carcajadas en el sketch de Alvarez y Borges, con la presencia de Javier Portales. El trágico balcón marplatense le salvó la vida a millones de argentinos en los próximos años, pero era mucho mejor que morir de hambre. No jodamos.

En las últimas horas se contabilizaron 1083 muertes de risa en todo el mundo, tras las suspensiones de audiencias que tenía programadas Donald Taump con su participación en el G20 que se está llevando en la Argentina; el tipo no se cansa en cagarse en todos.

El Presidente ruso Vladímir Putin, si de algo no va a morir, será de risa; es muy probable que una úlcera lo mate producto de los desplantes del Presidente Norteamericano.

Y una última información URGENTE, cuentan que Mauricio Macri no para de reírse –en privado- de todos aquellos aguafiestas que deseaban un país incendiado con miles de muertos –cadenas de whatsapp-. Por favor, muéstrenle una foto de Cristina, así para de reírse.

Deja una respuesta