Suspendieron dos finales de ligas regionales en Santa Fe por violencia

Una fue en la Liga Totorense, donde el partido se canceló antes del inicio por agresión a un jugador del conjunto visitante. El otro, en la Liga Galvense, se interrumpió mientras se disputaba.

Se suspendieron dos finales de ligas regionales de fútbol en la provincia de Santa Fe por agresiones; en uno de los casos, antes de que se iniciara, en un hecho con algunas características similares a lo que ocurrió en River-Boca.

Un escándalo obligó a suspender la final de la Liga Totorense entre Defensores de Centeno y Sportivo Rivadavia de San Genaro.

En el partido de ida, Sportivo había ganado 1 a 0 con un polémico penal, y este domingo debía disputarse el partido de vuelta, pero se suspendió antes que arrancara.

Cuando ingresaba a los vestuarios el plantel visitante, un hincha de Defensores le habría arrojado alcohol en los ojos a uno de los futbolistas, Diego Gutiérrez.

A partir de allí todo fue incertidumbre hasta que Jorge Baliño, el árbitro de la final, indicó que el partido quedaba suspendido porque la dirigencia visitante se negaba a jugar en esas condiciones.

Ahora la decisión de cómo continúa la historia quedará en manos del Tribunal de Penas de la Liga Totorense.

Como si fuera poco, la final de la Liga Galvense también terminó con incidentes y suspensión.

Cuando faltaban 15 minutos para el final del partido, el local Santa Paula de Gálvez convirtió el segundo gol, poniendo el resultado 2 a 1 sobre La Pepita de Coronda. Con ese resultado iban a los penales, porque los corondinos habían ganado por el mismo marcador en la ida.

Pero después del segundo gol del equipo azul galvense, el árbitro suspendió el partido aduciendo que fue agredido por tres jugadores del equipo visitante.

Deja una respuesta