La ministra de Seguridad declaró que: «Cuando las cosas son claras, hay menos muertes de policías»
Patricia Bullrich.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, defendió la nueva reglamentación del uso de armas de fuego por las fuerzas armadas y aseguró que ahora hay supuestos bien claros, por lo que la policía va a poder proteger a la ciudadanía, sin esperar a ser atacados.

«La doctrina que hoy tenían nuestras fuerzas de seguridad era una doctrina que los dejaba totalmente inermes y los ponía en el lugar de victimarios cada vez que actuaban”, señaló la ministra en diálogo con Marcelo Longobardi. En ese sentido, Bullrich recordó que tal reglamentación exigía que para abrir fuego los gendarmes tenían que esperar que les dispararan primero e incluso antes de extraer su arma de fuego debían usar la disuasión.

A partir de la necesidad de actualizar tales pautas es que surgió la nueva resolución, en la cual se establece que solo se puede utilizar el arma de fuego frente a una situación de inminente peligro, de riesgo de vida o de gravísima situación de las personas de los mismos miembros de las fuerzas de seguridad o de terceros, según puntualizó Bullrich.

Tras asegurar que esta modificación fue discutida con la comisión del Código Penal, con la Cámara de Casación Penal y con miembros de la Justicia, la ministra aseguró que ahora el nivel de discrecionalidad del juez a la hora de actuar será menor. “Cuando las cosas son claras, cuando se genera una doctrina clara, hay menos muerte de policías y menos muerte de civiles en consecuencia», sentenció.

Este cambio en la reglamentación surgió después del revuelo que causó el caso del policía Chocobar, quien mato a un delincuente que apuñaló a un turista en La Boca. “El policía actuó correctamente, de buena fe, y generó, en ese momento, una acción legítima en el uso de su deber como funcionario público”, lo defendió la líder de la cartera de Seguridad.

Otro tema conversado durante la entrevistas fueron los hechos de violencia qe provocaron la suspensión de la Superfinal de la Copa Libertadores. En esa línea, Bullrich aseguró que se está trabajando para la identificación de los que tiraron piedras y los violentos que hubo en el partido Boca River.

Al tocar ese tema, la ministra no dejó de mencionar la ley antibarra que impulsa el oficialismo. «Es una ley que tiene tres conceptos principales”, señaló, antes de explicarlos. “El primero es que todas las contravenciones, venta de entradas, trapitos, pasa de ser una contravención a ser un delito penal”, señaló y agregó que cuando los barras se juntan con un fin delictivo pasan a ser una asociación ilícita y en consecuencia tienen penas mucho más altas de las que podían tener hasta ahora.

«Por otro lado se tipifican las conductas de complicidad de aquellos miembros de comisiones directivas que facilitan este tipo de actividades», continuó y, al finalizar, sentenció que también se considera delitos todos aquellos que se producen en los traslados.

Deja una respuesta