Vidal consigue sanción de leyes claves con intendentes peronistas y el massismo como aliados
Legisladores de la provincia de Buenos Aires sancionaron los proyetos de Presupuesto.

En votación dividida, en ambos recintos, pero por amplia mayoría el oficialismo parlamentario logró conseguir las manos necesarias para que el trámite legislativo no sufra inconvenientes alguno.  El tratamiento de los tres proyectos fue en conjunto, pero sus votaciones fueron por particular y con diferentes formaciones el oficialismo supo conseguir lo requerido para que los proyectos del Ejecutivo fuera sancionados en una jornada que comenzó desde la mañana del lunes y se extendió hasta bien entrada la madrugada del martes.

Primero fue el turno del Senado, que oficio de Cámara de origen, donde en votación

Nominal, con los votos del bloque de Cambiemos, el FR y de parte del PJ-UyC fueron suficientes para aprobar la ley de endeudamiento que requería de los dos tercios de las voluntades presentes; mientras que el voto de UC-FpV y la otra parte del JP UyR fue negativo. 33 positivo y 13 negativos.

Aquí la nota distintiva la dio la votación dividida de la bancada del PJ UyR, pues los senadores Gustavo Soos y Luis Vivona, que responden a los intendentes de Merlo y Malvinas Argentinas, Gustavo Menéndez y Leonardo Nardini, respectivamente, se despegaron del voto de Darío Díaz Pérez y Gabriela Demaría.

La otra votación, la del Presupuesto General propiamente dicho contó con el voto positivo de los 29 miembros de Cambiemos y la oposición compacta del resto de las bancadas que componen el Cuerpo, el Frente Renovador, PJ-UyR y UC-FpV; fue 29 a 17.

Por último, la ley Impositiva mejoró la votación del presupuesto pues fue acompañada por Cambiemos y el FR y contó con el rechazo del PJ-UyR y UC-FpV, 31 positivos y 15 negativos.

Luego fue el turno final de la Cámara baja donde existen una mayor cantidad de bancadas las mayorías también fueron conseguidas con cierta consistencia.

Allí la bancada Cambiemos con sus 44 integrantes fueron la base de las diferentes mayorías alcanzadas y la base de la resistencia fueron los 22 miembros de la bancada del UC-FpV.

En el caso del endeudamiento los diputados de Cambiemos fueron acompañados por 11 diputados del FR, 6 del PJ- UyR, los 4 del FAJ y el único integrante del monobloque de Integrar, alcanzo de esta forma 66 voluntades sobre un total de 89 diputados presentes. UC solo pudo sumar en su postura negativa al monobloque del FIT. Fue 66 a 23.

Los tres diputados que estuvieron ausentes correspondieron a diferentes bloques, Carlos Urquiaga del PJ-UyR, Jorge D’Onofrio del FR y la diputada Patricia Cubría del Movimiento Evita.

El Presupuesto General también consiguió, aunque por un margen más estrecho la mayoría simple de los presentes con el voto de Cambiemos y el monobloque de Integrar, que sumaron 45.

Por la negativa se juntaron más voluntades que en el endeudamiento; estuvieron los 22 de UC, 9 del FR, 6 del PJ-UyR, 3 del FAJ y el diputado del FIT, sumaron 41.

A las tres ausencias de la primera votación se le sumaron tres ausencias más, dos del FR y el diputado José Ottavis del FAJ.

Por último, los diputados sancionaron la ley Impositiva con el anexo sobre regulación de juego on line incluida, que en particular algunas bancadas rechazaron. Pero en general la votación nuevamente aisló a UC-FpV y el FIT en la negativa y el resto de las bancadas por la positiva. Fue 61 positivos a 23 negativos.

Como se sabe, el proyecto de presupuesto 2019 sostiene los mismos lineamientos que se trazaron en la materia desde el inicio de la gestión de María Eugenia Vidal y sus prioridades son el impulso de la obra pública, el fortalecimiento de la inversión social y las mejoras en seguridad.

El presupuesto que envió la gobernadora, María Eugenia Vidal, a la Legislatura contempla gastos por $ 929.000 millones, un pedido de endeudamiento de $ 68.000 millones y de emisión de letras por parte del Tesoro del orden de los 8.000 millones de pesos.

La proyección de ingresos por todo concepto es de 889 mil millones y la inversión prevista de 55 mil millones, 35 por ciento más que en 2018.

En 2019 la inversión social va a ser prioridad, según resaltaron voceros oficiales. Las políticas públicas que permiten avanzar con mejoras en educación, salud, jubilaciones, pensiones, desarrollo social y seguridad representan el 67,4% de las erogaciones presupuestadas.

Por tercer año consecutivo se prevé continuar con el superávit corriente que para 2019 será del 0,2% del Producto Bruto Geográfico de la Provincia (PBG). El déficit que se mantiene responde a la inversión en obras.

Deja una respuesta