Napoleón …conquistó Madrid
Napoleón... conquistó Madrid

Con jerarquía y buen fútbol River Plate de la mano de Marcelo Gallardo se quedó con La Copa Libertadores de América. Napoleón, ya invade otros continentes. En partido apasionante y con ritmo mundialista los dos equipos entregaron todo; los bancos marcaron las grandes diferencias. Allí, Gallardo, volvió a demostrar su categoría ya indiscutida. Festejos en todas las partes más remotas del mundo, menos en la Boca, el planeta fútbol aplaude de pie al Gran Campeón.

River escribió ayer una de las páginas más importantes de su historia, al conseguir su cuarta Copa Libertadores dando vuelta el resultado frente a Boca, en alargue por 3 a 1, en la revancha de la final que se mudó al estadio «Santiago Bernabéu» de Madrid.

Darío «Pipa» Benedetto puso en ventaja a Boca, a los 44 minutos del primer tiempo, mientras que el «Oso» Lucas Pratto alcanzó la igualdad para el elenco de Núñez, a los 22 del complemento.

El conjunto boquense fue mejor en el primer tiempo, con un esquema cerrado, casi sin fisuras, y generando peligro, sobre todo en la pelota parada.

En tanto, River mejoró ostensiblemente en el segundo tiempo, el ingreso del colombiano Juan Fernando Quintero le dio más vuelo y logró una merecida igualdad.

Así fueron al suplementario, donde la expulsión del mediocampista colombiano Wilmar Barrios a los dos minutos modificó la estructura del partido.

Otro colombiano, Juan Fernando Quintero, fue el encargado de romper la igualdad con un soberbio zurdazo a los cinco minutos del segundo tiempo del alargue.

Y con Boca desesperado por el empate, Gonzalo «Pity» Martínez corrió al arco vacío y liquidó la historia para hacer delirar a los hinchas «millonarios».

De esta forma, River logró su cuarta Copa Libertadores, segunda bajo el mandato de Marcelo Gallardo, que se suma a las de 2015, 1996 y 1986.

Deja una respuesta