Marcos Peña manejando la obra pública
Jefe de Gabinete, Marcos Peña

El presidente Mauricio Macri formalizó su decisión de otorgarle más poder al jefe de Gabinete, Marcos Peña, al ponerlo al frente de los proyectos de Participación Público-Privada (PPP), una de las mayores apuestas del Cambiemos para reactivar la economía.

A través del decreto 1117/2018, publicado ayer en el Boletín Oficial, el Jefe de Estado le quitó al ministro del Interior, Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio, el manejo de los PPP y los dejó en manos de Peña.

De esta manera, el jefe de ministros pasará a ocupar un rol clave para el Gobierno nacional y para la alianza Cambiemos, porque los proyectos de infraestructura serán determinantes en la recuperación de la economía y, por ende, en las ambiciones electorales de Macri y sus aliados para pelear por la reelección.

El texto oficial indica que Peña tomará todas las decisiones definitivas sobre “elaboración, registro, seguimiento, evaluación y planificación de los proyectos de inversión pública” y tendrá a cargo “el control de la formulación, registro, seguimiento y evaluación de esos proyectos cuando sean ejecutados a través de contratos de participación público-privada”.

El histórico ladero de Macri también será la voz reinante en todo lo referido al registro de empresas contratistas de obras públicas y de consultorías. Aquí, su participación tendrá significativa importancia porque deberá tomar decisiones en un terreno que quedó salpicado por el escándalo de la megacausa judicial sobre presuntos pagos de coimas durante los años kirchneristas.

La denominada causa de los cuadernos de Oscar Centeno (chofer de Roberto Baratta, mano derecha del detenido exministro de Planificación Federal, Julio De Vido) representó un cimbronazo que puso en jaque no sólo a exfuncionarios sino también a grandes empresarios de la obra pública.

Al respecto, en medio de la cruzada judicial que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio, desde el Gobierno nacional salieron a reclamarles a los ejecutivos involucrados en la investigación que den un paso al costado.

“Si hay una cuestión que tenemos clara es que aquellas personas físicas que tengan o se encuentren penalmente responsables, sea por adherir a la calidad de arrepentido o sea porque la Justicia así lo determina deberán dar un paso al costado en su rol de socios estratégicos o directores en las empresas que desean continuar realizando obras públicas”, dijo al respecto el procurador del Tesoro de la Nación, Bernardo Saravia Frías, apenas se inició el proceso.

Uno de los grandes problemas para la Casa Rosada radica en el acotado universo de las empresas contratistas que se agrava, además, por las dificultades para acceder a financiamiento que complican a algunas de las empresas que quedaron al frente de los primeros PPP.

Deja una respuesta