Vidal podría dosdoblar elecciones
Vidal a punto de soltarle la mano a Macri

María Eugenia Vidal confirmó que estudia desdoblar las elecciones de la provincia de Buenos Aires, para no enfrentar a un candidato potenciado por la boleta de Cristina Kirchner, que en el tramo presidencial supera por varios puntos a Macri en el territorio bonaerense.

«La candidatura más importante es la de Mauricio Macri y ya se definió. El resto de las candidaturas y el calendario electoral es una discusión para el año que viene. Hoy no está en la agenda de la gente ni en la mía», respondió en una extensa y muy interesante entrevista con el diario La Nación.

Sus funcionarios evalúan alternativas legales posibles para anticipar las elecciones en la Provincia, que por ley debería tener primarias y generales en simultáneo con la Nación. En la provincia Cambiemos tienen una posición casi monolítica, pese a la opinión en contrario de Marcos peña: Hay que desdoblar. La razón es sencilla: Las encuestas otorgan a Cristina más de diez puntos de ventaja sobre Macri en ese territorio, si se desengancha la boleta Vidal -que sigue siendo la política con mejor diferencial positivo del país- neutraliza en parte ese efecto negativo y podría asegurar el territorio.

Pero la gobernadora no confirmó ese calendario. «La verdad, hoy las elecciones no están en la agenda de la gente y tampoco en la mía. Ni la estrategia del calendario electoral ni las candidaturas. Es algo que voy a resolver con el Presidente, con el Gobierno nacional, en el ámbito de Cambiemos, como en 2015. No iniciaremos ese análisis, por lo menos, hasta marzo», reiteró en otra entrevista con Clarín, confirmando que no se trató de un comentario al pasar sino de una definición política.

«Voy a cumplir con el compromiso que tomé con ellos y no tomó ningún otro gobernador: no ser candidata a presidenta», anunció Vidal.

Vidal se preocupó por dejar claro que no competirá por la presidencia, como especulan sectores del Gobierno y del establishment preocupados por la caída de la imagen de Macri.

«Los bonaerenses saben que los he defendido todos estos años y lo voy a seguir haciendo. Además, voy a cumplir el compromiso que tomé con ellos y que no tomó ningún otro gobernador: no ser candidata a presidenta el año que viene», afirmó, en una frase que bien leída, entraña un mensaje espeso para la Casa Rosada.

Insistió en que Macri «tiene que ser reelegido» y que no tomaría decisiones para perjudicarlo, como muchos creen que haría si compite por su reelección antes de la pelea presidencial.

«Las decisiones en materia electoral siempre las tomamos junto con Mauricio. No voy a emplear un minuto en especulaciones electorales», insistió.

Vidal admitió que «hay un sector de la sociedad que quiere que Cristina sea candidata, y eso es independiente de lo que piense cualquiera», al igual que «hay un sector que quiere que Mauricio sea candidato».

Y negó cualquier interna en Cambiemos pese a los roces públicos de Macri con la UCR y Elisa Carrió. «Si algo quedó claro en estos años es que en Cambiemos no hay alguien que decide y los demás vamos a aplaudir a la Casa Rosada. Todos tenemos capacidad de discutir, de plantear diferencias y de llegar a acuerdos», advirtió.

Confió en acordar el presupuesto provincial con los intendentes y Sergio Massa las próximas semanas y reiteró su queja por la falta de actualización del fondo del Conurbano, que le haría perder 19 mil millones de pesos.

«El presupuesto nacional es el resultado de los votos del Congreso y nunca tuvimos mayoría. Para conseguir los votos debieron sentarse con los gobernadores y los líderes de la oposición, entre los que hay dirigentes bonaerenses que no defendieron la Provincia», reprochó.

Deja una respuesta