¿Cómo se gana una elección con ajustes?; por Claudio Hugo Naranjo
Presidente de la Nación Mauricio Macri

Son muchos los factores del por qué Mauricio Macri pueda ganar la próxima elección. Recordemos el país que recibió, Argentina era un auto que no tenía marcador de temperatura ni aceite; los números de la inflación, pobreza, desempleo estaban totalmente dibujados por el kirchnerismo. Nadie sabía a ciencia cierta con qué se iban a encontrar.

El Presidente asume creyendo poder revertir una situación social a corto plazo, pero la realidad lo lleva a cometer errores no deseados; nos habla de gradualismo en todas las vertientes y no les cuenta a los argentinos que estábamos sobre el Titanic. Los aumentos de tarifas eran y son cruelmente necesarios, los servicios estaban totalmente desfasados y subsidiados por el estado.

Una gran parte de la sociedad prefería no ver la realidad, son hoy los decepcionados votantes de Macri que no saben dónde está la puerta de salida, pero también son los mismos que jamás votarían por Cristina Fernández de Kirchner. La corrupción en banda del gobierno anterior, donde están siendo juzgados –algunos detenidos- medio gabinete, incluida la expresidenta, hace que Cambiemos, con el ajuste en bandeja, pueda ganar las elecciones de octubre.

Hoy sólo están en la competencia Macri y Cristina, pero es de suponer que se conforme un nuevo espacio –PJ Federal-, con un candidato que vaya por el 40% restante de los votos. Esa posibilidad es casi imposible que se conforme viendo en el entramado que los egos personales están por encima de cualquier proyecto serio a construir.

Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey no concitan la atención ciudadana; el primero fue Jefe de Gabinete de Cristina y el segundo perdió las últimas elecciones de medio término en su propia provincia. La desesperación los va a llevar a cometer  errores gravísimos en los próximos meses. Tienen por delante un escollo, que como están las cosas no podrán resolver… Cristina. O van con ella o se los devora el pasado a uno y el desconocimiento ciudadano al otro. Es decir, tienen dos opciones: la horca o la cámara de gas. Lo lamento por ellos pero es la cruel realidad.

Quedaría una tercera posibilidad electoral dentro del PJ Federal, el economista Roberto Lavagna, que tiene su propio proyecto político y que supera ampliamente el conocimiento de los dos anteriores, sabe navegar en tormentas perfectas y es un hábil orador. Pero existe para él, el mayor de los problemas, ya no estamos en el 2002, cuando De La Rúa abandonó el gobierno y toma el timón Eduardo Duhalde.

Por eso indique que son muchos los factores del por qué pueda volver á ganar Macri… uno de ellos y el más trascendente es que estamos en el 2019 y justamente gobierna el país, Macri. La gente puede estar con motivos enojada, pero sabe que no existe ningún vacío de poder. ¿Qué podría ofrecer hoy Lavagna? Nada nuevo ni subyugante. Piensa económicamente muy parecido a Macri. ¿Y entonces por qué cambiar?

Va  a ser la primera vez en la historia argentina que un presidente es reelegido en medio de un ajuste. No existe ninguna –ni la más mínima- posibilidad que el país sea gobernado a partir del 10 de diciembre por otro presidente que no sea Mauricio Macri. La oposición debería abocarse a construir una nueva alternativa de cambios profundos –con otros nombres- para pelear la elección de medio término del año 2021.

Ahora bien, si ustedes –la oposición- no termina con Cristina, lamento decirles que van a tener Cambiemos para rato.

Deja una respuesta