El final de la viuda negra; por Isaac
El final de la viuda negra

Había una vez una bella joven llamada María, que lograba cautivar a todos con su extrema belleza y su rostro dulce. María era de una clase muy baja en su poblado, pero ella viajó a la ciudad prometiendo en su casa que se volvería la mujer más rica de todas. Poco a poco la familia de María empezó a ver que ella cumplía su promesa, pues les enviaba dinero, muchos regalos y les contaba sobre su vida de lujo en la capital. Sus padres siempre pensaron que era una buena muchacha y que todo lo que había logrado era producto del esfuerzo.

La verdad de María, es que se había casado con un hombre muy rico y después de unos meses ella lo envenenó y heredó toda su fortuna. Después de la muerte de su primer esposo, María viajó por todo el mundo y se cambiaba de identidad cada vez que iba a conquistar a un hombre rico. Su belleza siempre le hacía cumplir sus objetivos y poco a poco empezó a hacer más grandes sus riquezas.

En una de sus grandes mansiones, María tenía una habitación con todas las fotografías de los esposos que había asesinado y debajo de ellas ponía cada uno de los anillos de bodas. En este mismo lugar María tenía reservado un espacio muy especial que llenaría con la foto de aquel que la hiciera conocer el verdadero amor, pero aquel que jamás asesinaría.

Un día María conoció a un joven muy apuesto y se enamoró como nunca antes lo había hecho. Ella ahora sentía que lo tenía todo, pues además de ser una mujer muy rica, también podía gozar del amor. Sin embargo, una noche de tantas, ella sintió como un puñal atravesó su pecho y al abrir los ojos se dio cuenta de que el hombre que había amado, ahora era su asesino.

La foto de María fue encontrada en la gran mansión donde estaban las demás fotos de sus esposos. Todos los bienes pasaron a ser del joven que la enamoró y aquel fue el final de una asesina que consiguió lo que quería hasta ser víctima de su propio método.

Deja una respuesta