NOCHE; por cecilia di lodovico
Tragedia en la ruta

Noche. Oscuridad en la ruta. El tránsito denso anuncia la tragedia, a metros de distancia yacen los cuerpos mutilados de desconocidos. La colisión fue tremenda. Ambulancias, bomberos y policías trabajan en el lugar. El odioso morbo presente obliga a hurgar con la mirada entre los fierros retorcidos en busca de un cadáver, un miembro o, aunque sea, el color rojizo de la sangre. ¿Qué nos incita a contemplar tal espanto? Tal vez la fatalidad nos pone cara a cara con nuestro miedo más profundo: la muerte.

Deja una respuesta