La autopsia de Julen reveló que murió por los golpes tras una caída libre de 71 metros
Papá de Julen

España estaba en duelo este sábado después de que los socorristas hallaran muerto al pequeño Julen, de 2 años, que cayó a un pozo profundo hace 13 días y provocó un operativo de búsqueda excepcional que mantuvo en vilo al país.

El caso pasó ahora a manos de la justicia para determinar eventuales responsabilidades, mientras la autopsia realizada esta jornada reveló que la muerte del niño ocurrió el mismo día del accidente, producida «por un traumatismo craneoencefálico», informó el diario local Málaga Hoy, que tuvo acceso a fuentes cercanas al caso.

También se informa que el niño tuvo una «caída libre» de 71 metros por el pozo hasta que se topó con un «tapón de tierra». En la caída se generaron desprendimientos de tierra y rocas que cayeron encima del pequeño.

La hipótesis «más probable» es que en la propia caída arrastró arena, tierra que habría cubierto el cuerpo del niño, lo que impidió que se bajara una cámara para localizarlo.

ACCIDENTE

Julen Roselló cayó por accidente, según sus padres, el 13 de enero en un pozo abandonado de 25 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad cavado para buscar agua.

El pequeño jugaba en un terreno perteneciente a un familiar mientras sus padres almorzaban cerca del pozo, que según las autoridades se cavó sin autorización.

Según los primeros elementos de la investigación citados por Gómez de Celis, Julen sufrió una «caída libre de 71 metros».

Deja una respuesta