Se le termina el tiempo a Maduro
El Dictador Nicolás Maduro

Venezuela rechazó el ultimátum que le dieron varios países europeos para organizar elecciones en ocho días, sin lo cual aseguran que reconocerán al opositor Juan Guaidó como presidente interino. Lo hizo en Caracas y también en la ONU, con encendidos discursos.

Diosdado Cabello, número 2 del chavismo, dejó de lado cualquier tipo de diplomacia a la hora de hablar. «Por allá en la Unión Europea nos dan ocho días ¡Váyanse bien largo al carajo, que a los venezolanos nadie nos da órdenes!», lanzó.

El canciller venezolano Jorge Arreaza fue un poco menos efusivo y dijo que comprende que haya «gobiernos satélites» que se plieguen a la decisión estadounidense de declarar ilegítimo al presidente Nicolás Maduro.

«¿Pero Europa? ¿Ponerse a la cola de Estados Unidos? No tanto de los Estados Unidos, ¿del gobierno de Donald Trump? ¿Europa, dándonos ocho días de qué? ¿De dónde sacan ustedes que tienen potestad alguna para un pueblo soberano darle plazos o ultimatums?¿Dónde se les ocurre semejante acción injerencista y yo diría hasta infantil?», preguntó el canciller Jorge Arreaza en una sesión especial del Consejo de Seguridad sobre Venezuela.

«Nadie nos va a dar a nosotros plazos, ni nos van a decir si se hacen elecciones o no» en Venezuela, afirmó Arreaza, que durante su largo discurso agitó varias veces la Carta de las Naciones Unidas en una mano y una edición miniatura de la Constitución bolivariana en la otra.

«Dedíquense a sus asuntos, respeten la autodeterminación de los pueblos», pidió el funcionario chavista, ante la atenta mirada de Vasily Nebenzya, embajador de Rusia en las Naciones Unidas.

El canciller aseguró que desde hace meses Estados Unidos planifica un golpe de Estado «descarado» en Venezuela, aunque reiteró la voluntad del gobierno de Nicolás Maduro de dialogar con Washington.

Deja una respuesta