El Papa, Cristina, Maduro y toda la banda; por Claudio Hugo Naranjo
Bergoglio, Cristina y toda la Banda

La crisis en Venezuela podría tener una intermediación activa del papa Francisco solo si el régimen de Nicolás Maduro en acuerdo con la oposición liderada por Juan Guaidó se lo piden. Así lo afirmó el sumo pontífice en conferencia de prensa en el avión que lo lleva de vuelta al Vaticano luego de su visita a Abu Dabi.

Sin embargo, el máximo líder de la Iglesia católica dijo que lo más importante ahora es buscar un acercamiento entre las posiciones del chavismo y los opositores. Quiero recordar que ya actuó como mediador por pedido del asesino dictador y Francisco en una jugada que llamaría de distracción ayudo a Maduro y permitió que todos los países de Europa no tomarán ninguna medida aguardando que la mediación papal condene al régimen.

Pero como todos sabemos eso no ocurrió. El Papa no tiene autoridad para mediar en este conflicto que va en aumento y que preanuncia un final incierto; es como si lo pondríamos a mediar en la ‘grieta’ argentina, ya sabemos a quién bendeciría, a la ‘jefa’ de la banda. Su pasado lo condena. Viene de jugar en los 70′ con la izquierda peronista, pero muy alejado de los curas villeros; al Padre Mugica y a Monseñor Angelelli

-los dos asesinados por los aparatos ‘parapolicíales’- los tuvo siempre a la distancia. El ‘Jesuita’ siempre jugo para él y Bergoglio tenía una alta envidia por el general Juan Domingo Perón, quien nunca lo tuvo en cuenta. Lo mismo le pasa a Cristina, siente un profundo odio por el jefe de su movimiento.

El Papa simpatiza con sectores cuestionados por la sociedad argentina y la venezolana, lo extraño es que ninguno de estos dos regímenes son de izquierda, están mucho más cerca de las derechas corruptas y asesinas, como no podría ser de otra manera. Su mediación no va a prosperar porque en esta ocasión una de las partes no se va a sentar a ninguna mesa, Juan Guaidó ya es el que maneja para la mayoría de los países la Venezuela ‘chavista’.

Y en las próximas horas el dictador Nicolás Maduro abandona el poder o termina asesinado o en Guantánamo.

Deja una respuesta