El último que apague la luz
Apaguen la luz
Boca, el hoy equipo que conduce Gustavo Alfaro, viene siendo desde hace tiempo el comentario del barrio. Cualquiera lo saca de paseo y lo humilla en la puerta de su casa. ¿No habrá llegado la hora que Daniel Angelici y su incapacidad manifiesta de un paso al costado? Pregunto. No gana los partidos que hay que ganar dentro de la cancha ni en los escritorios. Boca no juega a nada desde Carlos Biancha (III) para acá. Es un equipo sin alma. Perdió la Libertadores más fácil de su historia, contra River nada menos, iba ganando tres veces en dos partidos y no gano ninguno de los dos. Es hora que los incapaces se vayan por favor. Ayer por la noche fue una de las imágenes más tristes que dejó el equipo de la Boca. Apaguen la luz y no vuelvan más.
Se terminó el sueño del tricampeonato. Se jugaba la última ficha, pero no pudo aprovecharla y ahora la lucha por la Superliga quedó entre dos. Boca perdió 2-1 con Atlético Tucumán en el partido postergado de la fecha 15 y se bajó de la lucha por el título, que quedará para Racing y Defensa y Justicia.
Dominó la pelota y tuvo un buen partido en ataque,el Xeneize, aunque no supo convertir. Pero la peor faceta se vio en defensa, otra vez. A los ocho minutos, Gervasio Núñez aprovechó varios errores de cierre y puso el 1-0 en la Bombonera para la visita, que luego aguantó los ataques de su rival, sobre todo con las buenas intervenciones de Cristian Luchetti.
En el complemento, Boca apretó todavía más y con una carambola de Wanchope Ábila (se llevó por delante la pelota en un contragolpe) igualó el resultado. Quedaba media hora y parecía que daría vuelta el marcador.
Pero el Decano siguió haciendo la suya, fue paciente y explotó al máximo la pocas chances que tuvo. Como a los 25, cuando otro desacierto de la zaga azul y oro le dejó la chance a David Barbona de ponerla contra el palo de Esteban Andrada para enmudecer otra vez a la Bombonera.
Así, Atlético Tucumán enterró las ilusiones de Boca -con el que no pierde desde 1981- de subirse al último tren por el campeonato, lo alcanzó en el tercer lugar con 35 puntos (a diez de la Academia y el Halcón con 18 por jugar) y sueña con su lugar en la Copa Libertadores 2020.
El Xeneize, por su parte, sigue en un laberinto que no puede descifrar desde la llegada de Gustavo Alfaro como DT, alternando buenos momentos individuales pero sin llegar a convertirse en un equipo de temer.
En la próxima fecha, la 20, Boca visitará a Defensa el domingo 24 de febrero desde las 21.30, mientras que Atlético Tucumán recibirá a Argentinos el mismo día a las 19.20.

Deja una respuesta